Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Suspenden las muestras ganaderas por riesgo de transmisión de lengua azul

La Fira Ramadera de Inca de este fin de semana se aplaza pero la decisión también afecta al Dijous Bo, que busca una «alternativa»

Imagen de una de las anteriores ediciones de la Fira Ramadera de Inca. | COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS

Inca suspende su Fira Ramadera de este fin de semana por riesgo de transmisión de lengua azul. Es una medida contemplada dentro del protocolo de actuación de lengua azul pero el director general de Agricultura, Fernando Fernández, explica que se reservaban el hecho de poder autorizar las muestras ganaderas pero se ha decidido no autorizarlas porque de septiembre a noviembre es el periodo álgido del mosquito, que entra en estado de letargo de diciembre a primavera. «Es una enfermedad vírica. Es contagiosa y, además, estamos en el primer año de pandemia. Hemos hecho la vacunación generalizada pero queda entre un 15 y un 20% de animales sin vacunar. A ello hay que añadir que la vacuna tiene un grado de eficacia del 80%», explica Fernández que remarca que se dan casos de reinfección. «Cuando más avance la campaña de lengua azul, los animales irán generando resistencia y las reinfecciones serán menos probables. Hay que continuar con las medidas de prevención», señala el director general que adelanta que la subasta de Inca se hará en diciembre o enero porque «es muy importante para el sector». «Se reúnen los mejores ejemplares de todas las explotaciones, por ello, el desastre podría ser considerable». Así se ha decidido suspenderla porque existe un riesgo de transmisión de la enfermedad de la lengua azul entre los animales presentes. Agricultura ha considerado que no es prudente autorizar subastas y muestras de ganado. Así ello afecta a las muestras y a las ferias, entre ellas, el Dijous Bo. De hecho, el regidor de Fiestas de Inca, Toni Peña, admite que están buscando alternativas a la muestra ganadera. Avanza que se podría organizar una muestra de perros pastores que hacen recogida de ocas.

Las Cooperatives Agro-alimentàries Illes Balears, colaboradora de la Fira Ramadera junto con la Cooperativa Pagesa de Inca han mostrado su malestar. Uno de los coordinadores de la subasta ganadera, Toni Seguí, lamenta que llevaban preparando la subasta tres meses pero que en el último momento se ha anulado. Ahora tratarán de coordinar una nueva fecha a partir de diciembre. La Fira Ramadera inquera se viene celebrando desde 2016. La directora gerente de Cooperatives Agro-alimentàries Illes Balears, María Francisca Parets, explica que «el principal objetivo es la mejora de las explotaciones con razas cárnicas y elevar así su producción. Además, se quiere profesionalizar el sector ovino balear, sobre todo en Mallorca donde el censo es mayor. Se pretende traer sementales mejorantes y que las razas autóctonas traigan los mejores ejemplares para poder llevarlos por toda la isla».

Compartir el artículo

stats