Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

Los 'margers' alertan de la alteración "irreversible" del empedrado original del Moll de sa Duana

El Gremi de Margers de Mallorca reclama al Consell que contemple el uso de las técnicas tradicionales para reformar el muelle de Portocolom - Los profesionales abogan por mantener el sistema de ‘capserrat’, que no prevé el uso de mortero en las juntas

El empedrado actual del Moll de sa Duana mantiene la técnica tradicional de 'capserrat', que los 'margers' abogan por conservar.

Los ‘margers’ de Mallorca han lanzado la voz de alarma por la posible alteración «irreversible» del empedrado original del Moll de sa Duana de Portocolom si finalmente se ejecuta el actual proyecto de reforma promovido por la entidad Ports de Balears. El Gremi de Margers ha dirigido un informe alternativo al Consell de Mallorca sobre la restauración del empedrado del muelle en el que se reclama a la institución insular que rectifique un informe previo de la dirección insular de Patrimonio del pasado 21 de julio que, según este colectivo, «da por bueno un sistema constructivo que cambiaría totalmente la fisonomía del empedrado» porque no se basa en el sistema original.

Los profesionales del sector agrupados en la citada asociación consideran que el proyecto debería mantener la técnica constructiva del ‘empedrat de capserrat’ y el dibujo original en el que las piedras están «magistralmente colocadas por artesanos del pasado». Según denuncian, el proyecto que pretende ejecutarse en el muelle de Portocolom contempla la colocación de piedras «mucho más distanciadas y con separaciones rellenas de mortero», lo que a su entender supondrá la «desaparición» del empedrado original, que tras la intervención presentará un aspecto «totalmente diferente» al que se conserva actualmente.

El gremio subraya la necesidad de «localizar el punto de extracción de piedra original para aportar la misma piedra con volúmenes similares a los existentes». En este sentido, los ‘margers’ destacan que la piedra aportada por la empresa contratista como muestra «no es la misma que la original ni respeta el volumen de las piedras que conforman el empedrado». Denuncian que es material de «baja calidad» que ha sido tallado a máquina y que «difícilmente» se acercará a la textura que presentan las piedras originales del muelle.

Los ‘margers’ lamentan que ni Ports ni Patrimonio del Consell han fijado como requisito las dos medidas básicas para ejecutar una buena restauración: garantizar la calidad de la piedra y fijar un estándar de calidad equivalente al empedrado que se conserva. «Si se sigue por este camino, el resultado será irreversible y en negativo, cuando es perfectamente posible hacerlo bien», lamentan.

Por otra parte, el gremio destaca también que el informe de Patrimonio no aclara el tipo de aglomerado que se usará en la reforma ni si se respetará la técnica original. Los ‘margers’ critican que el Consell no ha tenido en cuenta el informe que el gremio remitió y en el que «se especificaba con total claridad cómo deben ejecutarse las juntas» de las piedras. Por ello, aseguran que no entienden cómo un técnico de Patrimonio «asegure que la manera correcta sea poner mortero alrededor de las juntas para conseguir una junta llena de mortero: en ningún caso el empedrado original está ejecutado de esta manera».

Presupuesto insuficiente

Además, en el escrito enviado por los ‘margers’ al Consell denuncian que la partida económica para reconstruir los elementos de piedra es «claramente insuficiente», con unos precios que «no se corresponden con la realidad del trabajo a ejecutar».

A su entender, llevar a cabo una reconstrucción de este nivel sin que Ports replantee el proyecto con una mayor dotación económica irá en detrimento de la calidad constructiva. «Hay muchos puertos pero de Moll de sa Duana solo hay uno», recuerdan.

Por estos motivos, el Gremi de Margers reclama al Consell de Mallorca que rectifique su informe para que contemple las informaciones técnicas aportadas por los profesionales con el objetivo de garantizar que la reforma del Moll de sa Duana «mantenga la técnica constructiva y el dibujo original que todavía se conserva, denominado de aparato poligonal o ‘capserrat’».

Compartir el artículo

stats