Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Company Director de la Coral UIB y pregonero de Sant Joan

«El canto coral es motivador de una sociedad más solidaria»

«Sant Joan, desde el punto de vista demográfico, debe ser de los pueblos con más gente que canta y con más corales, tiene cinco»

Joan Company (Sant Joan, 1954) posa en Consolació con Sant Joan como telón de fondo. R. F.

La musicóloga Bàrbara Duran le ha dedicado el libro Joan Company i Florit. Mestre de cor, mestre amb el cor. Este maestro de corazón ha sido el pregonero de las fiestas patronales de Sant Joan, su pueblo natal que le vio nacer como músico. A los 24 años fundó la Coral de Sant Joan. Desde 1976 dirige la Coral Universitat de les Illes Balears, que también fundó y la próxima temporada sumará sus bodas de plata como batuta del Coro de la Orquesta Sinfónica de Galicia. Ya lo dicen sus allegados tras leer este libro: «Has fet moltes coses». Y sí, este maestro santjoaner [entre muchos otros dones] se distingue por su «fidelidad» y su «regularidad» en sus acciones.

Sant Joan es el pueblo natal que le vio nacer como director. Su música no entiende de fronteras, ¿qué le viene a la mente como pregonero?

Fue una sorpresa pero al mismo tiempo tuve una satisfacción interior porque fue una ocasión para recordar mis primeros pasos musicales durante mi infancia en Sant Joan. Precisamente, fue el hilo conductor del pregón, que estuvo centrado en hablar de música y fiesta en un pueblo.

Volviendo la vista atrás, ¿con qué imagen se queda de su infancia?

Lo que más me ha impactado es que mi infancia no tiene nada que ver con la de hoy en día. El cambio ha sido enorme. Para unos niños del centro de Mallorca ir a la playa no era nada habitual. Recuerdo estas excursiones. Son muchos los recuerdos de momentos que hoy en día son difíciles de imaginar porque nos entreteníamos con muy poco. Tengo un recuerdo agradable de mi infancia, de pasármelo bien.

Fundó la Coral de Sant Joan con 24 años después de haber resurgido el coro parroquial...

Cuando aparecí en el coro parroquial tenía 16 años. Era un coro que estaba apagado y lo resurgí. A partir de aquí, fundé la coral que básicamente eran las mismas personas. Fueron mis primeros pasos musicales.

¿De dónde surge su pasión por la música?

Por genética. Mi padre ha cantado toda la vida. A mi tío también le gustaba la música, igual que a mi tía. Lo que sí fue determinante fue cuando a los 10 años me fui al seminario y fue cuando todo sumó, lo que me venía de raíces familiares con la práctica de cantar y aprender en el seminario. Fueron mis raíces musicales.

Musicalmente hablando, ¿qué huella ha dejado Joan Company en su pueblo?

No soy el más indicado para decirlo pero sí estoy muy contento de ver que resurgí el coro parroquial con 16 años y ha continuado con diferentes batutas. Lo más importante es que lo resurgí y aún continúa. En cuanto a la Coral de Sant Joan, no solo continúa sino que se ha potenciado. Sant Joan, desde el punto de vista demográfico, debe ser de los pueblos de las islas con más gente que canta y con más corales porque en estos momentos suma cinco corales. Para mí, lo más importante es que se haya potenciado. Es lo mejor que uno puede pedir.

Las ‘Diades Musicals’ organizadas este verano por la Coral de Sant Joan han sido un éxito...

Esta iniciativa de la coral es fantástica, me hace sentir orgulloso porque es el futuro de una sociedad mucho mejor y no tan escéptica. Además ayudan a no perder nuestra esencia.

¿Qué poder tiene la música para los más pequeños?

La música coral, además de poder ser terapéutica, tiene una fuerza que si uno no lo ha vivido, no lo puede detectar. Para mí, la música coral es una fuente de equipo de solidaridad, no de individualidades, si no de suma de esfuerzos. Además, a un pueblo le puede dar una riqueza cultural. El canto coral es motivador de una sociedad más solidaria, más responsable y de más identidad, de no renunciar a las raíces de cada pueblo. Esta es la fuerza del canto coral. Por experiencia propia puedo decir que hay vivencias que solo se viven dentro del ambiente de música coral. En el canto coral todos son necesarios pero nadie es imprescindible, es el anonimato del canto coral.

¿Qué papel juegan las corales de los pueblos para hacer fuerte el tejido coral de la isla?

Toda coral, siempre que sea consciente de quién es y de quiénes son, tiene tanto valor como la mejor coral del mundo. Lo he dicho en privado y en público, con la Coral UIB ha habido obras que no me he atrevido a interpretar porque debemos ser conscientes de lo que somos. Una coral de pueblo puede ser tan admirable como la mejor coral del mundo cuando con los elementos que un director tiene, saca los resultados potenciales y reales que puede haber.

¿Qué canción le inspira Sant Joan?

Cuando pienso con Sant Joan, musicalmente hablando, hay dos músicas que me vienen a la cabeza. Una es la Missa de to pascal y la otra es el Himne de la Mare de Consolació.

Compartir el artículo

stats