Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Deià prohíbe el consumo de alcohol en las terrazas de la vía pública y la venta a domicilio las 24 horas

La ordenanza también establece la prohibición de vender alcohol en los servicios a domicilio que realicen los locales dedicados a restauración - Sólo se podrán consumir bebidas alcohólicas en los interiores de los locales y terrazas privadas

Vista general del casco urbano de Deià, municipio que destierra el alcohol de sus calles.

Deià ha prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, tanto de día como de noche. Esta es la medida adoptada por el último pleno de la corporación municipal con el fin de poner coto a la proliferación de botellones en las calles del municipio que se generan, principalmente, durante la temporada de verano. El Ayuntamiento, reunido en sesión plenaria ordinaria, aprobó la semana pasada modificar la ordenanza que regula el consumo y la venta de alcohol para hacerla más restrictiva.

La medida adoptada por el pleno prevé la total prohibición del consumo de bebidas alcohólicas en las terrazas que ocupen la vía pública y, en los servicios a domicilio, no se podrá suministrar alcohol a los clientes.

El alcalde de Deià, Lluís Apesteguia, explicó en la sesión plenaria que la problemática de los botellones se ha generalizado en toda la isla durante este verano y que el municipio deianenc no ha sido la excepción. Aseguró que en el caso de Deià se habían detectado consumos de bebidas espirituosas en zonas como la calle Arxiduc Lluís Salvador, en Can Corraca, en Sa Cala o Son Marroig, entre otros.

En este sentido, Apesteguia añadió que la medida de restringir el consumo de alcohol en la vía pública durante las 24 horas del día se adoptaba con la intención de poner freno a esta controvertida práctica. «Lo regulamos en primer lugar porque afecta a un tema de convivencia y también porque afecta a un asunto que es de salud pública», aseguró en el transcurso de la sesión plenaria.

Además de atajar el consumo de alcohol desterrándolo de las calles las 24 horas del día, la modificación de la norma municipal también incluye la prohibición de consumir alcohol en las terrazas de bares y restaurantes que tienen sus terrazas instaladas en espacios públicos. Solo podrán despachar alcohol en el interior de los locales o en sus terrazas privadas en caso de que las posean. Los establecimientos que tengan servicio de entrega a domicilio tampoco podrán servir a sus clientes bebidas espirituosas.

Venta de alcohol

La normativa municipal va un paso más allá y estable la prohibición en la venta de alcohol a partir de las 22 horas en aquellos establecimientos que no tengan su negocio orientado a la hostelería. En el caso de bares y restaurantes, la venta de alcohol a los clientes estará permitida hasta treinta minutos antes del horario de cierre del negocio.

La modificación de la ordenanza fue aprobada por unanimidad con los votos favorables de los concejales de Agrupació DEIA y de El Pi. El texto normativo entrará en vigor una vez superado el plazo de exposición pública tras ser publicado en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB).

Compartir el artículo

stats