Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Internet y convivencia: los ámbitos de acción de los policías tutores

El acoso ‘online’ y las redes sociales, los aspectos clave

Paco Salinas, policía tutor de Capdepera.

Prevención, ayuda y comprensión. Son tres palabras clave para entender la figura del policía tutor, reclamada diariamente con más fuerza por la comunidad educativa. «La gran tarea es inculcar a los niños que no somos agentes represivos, sino de apoyo, más pedagógicos», explica Andreu Alba, que ejerce de policía tutor en Portocristo desde hace nueve años. «Es necesario ser vistos así para aumentar la confianza de los menores hacia nosotros y poder ayudar en la resolución rápida de los conflictos que surjan», añade Jaume Bonet, homólogo de Alba en Felanitx desde el 2007.

El Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) puso en marcha el pasado mes de abril el Programa d’Atenció Socioeducativa per a Menors de 14 anys Infractors (PAMI), para evaluar y corregir los conflictos sociales desde la educación de los jóvenes. «Los menores de 14 años se quedan en un limbo, ya que a pesar de que cometan delitos penales, no serán punibles, así que educarlos desde pequeños para evitar estas situaciones siempre es positivo», remarca Alba.

Jaume Bonet, tutor de Felanitx.

Desde el inicio del programa se han notificado 65 expedientes de menores de 14 años infractores, según datos del Consell de Mallorca, siendo Capdepera, Calvià, Felanitx y Manacor los municipios con más incidencia después de Palma. «Todos los menores se amparan en su categoría de ‘menor’ para quedar impune, y queremos concienciarlos de que hay normas que se deben cumplir, y que sus actos tienen consecuencias», afirma Paco Salinas, policía tutor de Capdepera desde hace dos años y medio.

Capdepera, Felanitx y Manacor, los que más incidencias tienen con los menores de 14 años después de Palma

decoration

Los tres policías tutores coinciden totalmente en una cosa: el mal uso de internet, y en particular de las redes sociales, es la principal problemática entre estos menores. «Antes de la pandemia la gran mayoría de incidencias trataban sobre el absentismo escolar y los problemas de convivencia que sobrepasaban los límites de actuación de los centros», relata Bonet. Sin embargo, el coronavirus forzó a parte del alumnado a quedarse en casa, aumentando el uso de internet y, en consecuencia, incrementando las infracciones y los conflictos surgidos por la mala utilización de las redes sociales. «Abundan los comentarios despectivos a través de la red y preocupan los roles que empiezan a desempeñar por el contenido que consumen y los juegos con los que pasan el tiempo», detalla el policía tutor de Capdepera.

El proceso de la figura de apoyo

Muchas veces se asocia la figura del policía a la represión o al castigo, y este es un estigma que el policía tutor intenta desmentir desde que los niños inician su etapa escolar. Jaume Bonet y Andreu Alba realizan sesiones educativas con los más pequeños para que, por ejemplo, comprendan qué es el cuerpo de Policía y empiecen a entender la importancia de la educación viaria.

Andreu Alba es policía tutor de Portocristo (Manacor) desde hace nueve años.

«Ser cercanos a ellos ayuda a que ejerzamos de mediadores en los conflictos, que acudan a nosotros para pedirnos ayuda en sus problemas», subraya Bonet. «Lo más gratificante es ver cómo los niños con los que trabajas, los más conflictivos, son los que más te valoran, se acaban dando cuenta de su mal comportamiento y rectifican», añade. «Los menores tienen en nosotros una persona que les escucha, pero es necesario dejarles claro las consecuencias de sus actos», explica por su parte Alba.

Un aspecto clave que los tres policías tutores destacan es la colaboración de las familias. De hecho, en diversas ocasiones son los propios progenitores los que dan el aviso. «Desde mi experiencia solo puedo decir que las familias tienen una actitud ejemplar, y se tiene que destacar», finaliza Alba.

Compartir el artículo

stats