DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parc de Can Marín recobra vida con residuos plásticos

Unos cincuenta quilos de este material serán reutilizados para crear mobiliario urbano

Los seis participantes de este proyecto, ayer.

Los seis participantes de este proyecto, ayer.

Unos cincuenta quilos de residuos plásticos transformarán el parc de Can Marín de Artà en un espacio funcional y lleno de color. Una rehabilitación que será posible gracias a la creatividad de la escultora Laura Hedrosa y del trabajo de los artanencs David, Magdalena, Jeroni, Montse, Abdul y Aina, quienes se encargarán de reutilizar este material (retirado de las playas del Llevant durante los últimos meses) para construir el nuevo mobiliario urbano.

El proyecto, en palabras de Hedrosa, tiene una doble función. Por un lado destaca la social, donde se ayuda a un colectivo que se ha visto afectado por la crisis derivada de la covid-19, dándoles trabajo durante dos meses. Y por otro la vertiente medioambiental, la cual pretende concienciar a la sociedad sobre la gran cantidad de plásticos que se generan cada día y su gran impacto en la Tierra.

Así, con esta iniciativa que ha puesto en marcha el ayuntamiento de Artà, se da una nueva vida a los residuos plásticos, ya que «es una pena que se tiren y no se les dé una utilidad», coinciden en apuntar Hedrosa y la regidora Aina Comas.

Decorarán la pérgola e instalarán bancos. Ajuntament

En concreto, el proyecto contempla instalar cuatro bancos (dos para adultos y otros dos para pequeños), cuatro maceteros (donde se plantarán jazmines) y cuatro frisos decorativos. Los trabajos comenzaron ayer con la separación de colores y limpieza y está previsto que hoy se lancen a dibujar los primeros bocetos. «La idea, al recoger los plásticos en las playas, es que en el mosaico se vea representado el mar de una manera u otra», explica Hedrosa, al tiempo que señala que la primera jornada «ha sido todo un éxito» y los participantes se han abierto en canal contando sus experiencias. «Al final, todos somos uno ya que nos unen las mismas preocupaciones, conflictos...», sostiene.

Compartir el artículo

stats