Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En obras el parking provisional del Port de Sóller en el Infante Lois

El estacionamiento tendrá una capacidad para unos 150 vehículos, cuyas plazas estarán reguladas por zona azul

Operarios trabajando en el desbroce del Infante Lois.

Operarios trabajando en el desbroce del Infante Lois.

Operarios del ayuntamiento de Sóller trabajan en las reformas que llevan a cabo en el interior del recinto deportivo Infante Lois para adecuar un aparcamiento provisional que tendrá capacidad para 150 turismos.

Los trabajadores llevan a cabo varias actuaciones a la vez. Por un lado, se trabaja en la adecuación de unas nuevas pistas de petanca que quedarán ubicadas cerca del parque infantil. El cambio se ha hecho necesario para que el lugar que ocupaban hasta hace unos días sea parte del aparcamiento. Otro grupo de operarios trabaja en labores de desbroce de la zona donde se creará el aparcamiento. Además de retirar la vegetación, también se realizan trabajos de poda de los árboles que quedarán integrados dentro el perímetro del futuro estacionamiento.

El aparcamiento tendrá una acceso directo desde la rotonda de la calle de Antoni Montis, según explicó el concejal delegado del Port, Juan Ruiz , quien señaló que las plazas estarán reguladas por zona azul. El recinto de estacionamiento será provisional mientras se decide el futuro del recinto Infante Lois ahora que es plenamente municipal tras haberlo tenido que expropiar según determinó una sentencia judicial. El alcalde Carlos Simarro tiene intenciones de crear un grupo de trabajo para analizar qué se hace en las instalaciones, al tiempo que convocará un concurso de ideas para que los arquitectos decidan la distribución de las zonas deportivas. El proyecto que prevé llevar a cabo Simarro consiste en crear unas nuevas instalaciones para la práctica del deporte mientras que en el subsuelo proyecta un aparcamiento.

El aparcamiento que ahora proyecta para el Infante Lois vendrá a substituir el que quería ejecutar en el polvorín del camí del Cingle, cuya oposición vecinal hizo que diera marcha atrás.

Compartir el artículo

stats