Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda | Calles para definir y dar vida a la ciudad

Manacor

Manacor

Por sus calles la conoceréis. Es una afirmación aplicable a cualquier urbe porque en el trazado de sus vías y, sobre todo, en cuánto se hace y deshace en ellas, está buena parte de la vida, no solo colectiva, sino particular y privada de sus moradores.

Estos denominadores comunes adquieren ahora, sin embargo, una dimensión exclusiva para el caso de Manacor porque la ciudad que ha hecho de su crisis existencial una forma de ser, durante demasiadas décadas, va avanzando de forma progresiva en el reencuentro consigo misma, el orgullo de la identidad imprescindible y la comodidad sana de la vida cotidiana amable y acogedora. No es fácil, pero el futuro es de los valientes y decididos.

Por eso habrá que reconocer de entrada al consistorio actual el mérito del intento y el esfuerzo.

Si Manacor logra consolidar la vida a pie en las 67 calles de su núcleo central adquirirá derecho propio de confort y atractivo para residentes estables, temporales y ocasionales.

Es una evolución de envergadura que necesita su tiempo, vigilancia, tutela permanente y ensamblaje con el resto de la población porque las barriadas tampoco pueden cargar con todo el peso del tráfico selectivo.

Compartir el artículo

stats