Hallan dos fosas debajo del bloque de nichos en el cementerio de Porreres

Los expertos localizan en una de ellas los restos de tres cuerpos y una segunda con "restos aún indeterminados"

Hallan dos fosas debajo del bloque de nichos en el cementerio de Porreres

Hallan dos fosas debajo del bloque de nichos en el cementerio de Porreres / CAIB

EFE

La directora de la excavación, Lourdes Herrasti, de la sociedad científica Aranzadi, ha anunciado este viernes que en los trabajos de excavación del cementerio de Porreres han hallado dos fosas comunes, una de ellas con restos de tres cuerpos en buen estado, y la otra con restos aún indeterminados.

Herrasti ha explicado que en los dos primeros días de trabajo, los técnicos han delimitado toda el área de excavación de la segunda fase de investigación en la fosa de Porreres. Además han empezado a descubrir enterramientos cristianos ordinarios del cementerio, claramente diferenciados por la posición y porque seguramente fueron enterrados con ataúd, y "otro con una fosa común en la que al menos hay ya tres individuos que no están dispuestos de manera ordenada sino arrojados a la fosa: dos de cubito supino y uno bocabajo", ha detallado.

Ha indicado que esa fosa está en la línea que se delimitó en la primera fase de excavación de 2016, junto a las fosas 1 y 2.

Además se ha localizado una segunda fosa justo debajo del centro de la placa de hormigón de medio metro de espesor que se halló al principio de los trabajos y se levantó entre el lunes y el martes.

Esta fosa está a mayor profundidad de todas las excavadas hasta ahora en el cementerio de Porreres y también contiene restos humanos. "Consideramos que tiene una profundidad exagerada", ha dicho Herrasti, que ha explicado que normalmente la profundidad de la fosa iba en consonancia al número de personas que iban a enterrar en ella.

Los restos de los tres cuerpos hallados por el momento "están en perfecto grado de conservación" y corresponden a hombres, ha dicho Herrasti. "Los huesos de la fosa están muy bien conservados y van a rendir desde el punto de vista del ADN", ha precisado.

"Tenemos algún objeto pero todavía no queremos hacerlo público porque a veces se crean expectativas que son falsas", ha añadido.

La directora de la excavación ha recordado que la hipótesis de trabajo era que entre los nichos podían quedar hasta cinco fosas más, y los hallazgos realizados hasta ahora confirman que se van a encontrar algunas. "Ya tenemos delante dos fosas comunes y probablemente habrá alguna más", ha apuntado.

Las dos fosas halladas mantienen las dimensiones de las encontradas en 2016, y una de ellas estaba cubierta de cal. Se suman a las nueve localizadas entonces.

Ante una pregunta sobre la relevancia que tendría la posibilidad de hallar los restos de Aurora Picornell, Herrasti ha respondido que "todas las personas desaparecidas son iguales". "Es evidente que Aurora Picornell tendría una vertiente social y política distinta, pero todas las víctimas son iguales".

El secretario de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, ha calificado el hallazgo de las dos nuevas fosas comunes de una "muy buen noticia para la memoria democrática de Balears". Ha recalcado que "quiere decir que el número de víctimas asesinadas localizadas en la fosa del cementerio de Porreres está aumentado" y es "uno de los objetivos primordiales de las políticas de memoria democrática: el hallazgo de personas asesinadas para intentar identificarlos y hacer el retorno de los restos a sus familias".

"Son políticas de reparación y de descubrir la verdad de lo que pasó y aportar justicia", ha destacado.

Las tareas de exhumación que se están llevando a cabo en el cementerio municipal de Porreres forman parte del Plan de Fosas 2018 del Govern, adjudicado a la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Se centran en la excavación de la fosa número 5 y en la posible localización de nuevas fosas que pueda haber debajo de ella.

La intervención es la continuación de la llevada a cabo en noviembre de 2016, que permitió exhumar 49 cuerpos de víctimas, de las que 14 fueron identificadas y sus restos se devolvieron a sus familias.

En aquella intervención se localizaron nueve fosas comunes, que fueron excavadas en su totalidad, a excepción de la fosa número 5, que se encontraba debajo del bloque de nichos construidos en la parte central de la parcela, y que se estima que podría contener, al menos, restos de seis personas.