Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

La fijación prematura con la playa

La fijación prematura con la playa

La fijación prematura con la playa

Nuevo fenómeno. Todavía en mayo, este año se manifiesta una especial preocupación por ir a la playa y una preocupación creciente por su estado. Deben ser la combinación de los efectos secundarios del Gloria y el confinamiento, porque de lo contrario no se entiende esta prematura fijación primaveral con unas playas que todavía no pueden albergar turistas y que deberán parcelar el verano y la arena para recibirlos. Esto, en el mejor de los casos libres de rebrotes de pandemia.

Saltamos de un extremo a otro de la isla, de la regeneración fantasma de Cala Milloral abandono municipal de Andratx. En ambos casos, en Llevant y en Ponent, ha sido el PP quien ha disparado las señales de denuncia política.

También debe de ser efecto de la peculiar coyuntura de este año el nuevo interés de los conservadores por el medio natural. La pandemia aliñada con la ausencia de turistas produce estos extraños fenómenos. En todo caso, no deja de ser cierto que la playa silenciosa también requiere cuidado y respeto por encima del mercantilismo político.

Compartir el artículo

stats