Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

Los alcaldes asumen la dificultad de rebajar tasas e impuestos este año

Los consistorios instan a Armengol a mediar ante Madrid para reducir el canon que pagan a Costas

Imagen de la reunión de ayer entre la presidenta Armengol y los alcaldes del Llevant y el Migjorn.

Imagen de la reunión de ayer entre la presidenta Armengol y los alcaldes del Llevant y el Migjorn. caib

Los alcaldes del Llevant y el Migjorn de la isla plantearon ayer a la presidenta del Govern, Francina Armengol, con quien mantuvieron una reunión telemática, la dificultad de reducir o exonerar este año tasas e impuestos municipales a pesar de que muchos de los servicios que se pagan no se prestarán por la actual situación provocada por la pandemia del Covid-19.

Durante la reunión, en la que también participaron la presidenta del Consell, Catalina Cladera, y el presidente de la Felib, Antoni Salas, se pusieron sobre la mesa recientes informes tanto de la Felib como del ATIB que expresan la ilegalidad de bonificar completamente determinadas tasas e impuestos, principamente en los municipios cuyos ayuntamientos han aprobado los presupuestos de 2020.

En este sentido, Antoni Salas explicó que según un informe del ATIB, "con la ley general tributaria, es difícil tocar las tasas y los tributos, porque son de obligado cobro por parte de los ayuntamientos", por lo que los municipios podrían compensar a vecinos y empresarios mediante la puesta en marcha de líneas específicas de ayuda. "Si en una tasa no se ha producido la contrapartida, por ejemplo en los casos de ocupación de la vía pública, se puede cobrar la totalidad y después devolver la parte proporcional, y así lo harán los ayuntamientos en los planes de reactivación que elaborarán", añade el presidente de la Felib. Otro sistema, según avanzó el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, es reducir las tasas y los impuestos en los presupuestos del año próximo para compensar el pago por servicios no prestados este año. "La única forma de poder reducirlos este año sería mediante la aprobación de una ley supramunicipal que lo permitiera", añade Oliver.

Canon de Costas

Otra de las preocupaciones expresadas por los alcaldes está relacionada con los cánones que deben pagar a Costas por la explotación de las playas. Los regidores de municipios costeros reclamaron a Armengol que medie con Madrid para tratar de rebajar o anular las cantidades que deben pagar este año, ya que en muchas playas de la isla no se instalarán los servicios habituales. Antoni Salas explicó que Costas ha asegurado que este año "no habrá más remedio" que pagar los cánones estipulados, pero que "después los importes se devolverán".

El alcalde de Manacor expuso el ejemplo de su municipio, que paga anualmente 75.000 euros a Costas por la explotación de las playas. "Este canon tiene sentido si se obtiene un beneficio, pero este año Manacor no tendrá ningún servicio en sus playas y deberemos contratar la limpieza aparte", señaló.

También se habló del servicio de socorristas que los ayuntamientos deberán contratar para vigilar la seguridad de sus playas. En este sentido, el presidente de la Felib explicó que la conselleria de Interior "ha abierto la puerta a redimensionar la cifra de socorristas que deberán tener las playas porque tendrán menos usuarios, por lo que los ayuntamientos podrán ahorrar en cuestiones de seguridad".

Por otra parte, la presidenta Armengol trasladó a los alcaldes que transmitan "prudencia" a los ciudadanos a través de la Policía Local y Protección Civil para que no exista la sensación de que el estado de alarma ha finalizado y la gente siga respetando el confinamiento.

Escuelas de verano

Una de las preocupaciones que los alcaldes trasladaron ayer a la presidenta Armengol es la organización de las escuelas infantiles de verano, un servicio que los municipios prestan anualmente y que este año presenta muchos interrogantes debido a la pandemia global.

Los alcaldes pidieron a la presidenta la elaboración de un protocolo en el que se plasmen instrucciones claras sobre cómo organizar este servicio esencial para muchas familias de la isla.

"Los alcaldes están muy preocupados por cómo será la normativa higiénico-sanitaria que regule las escuelas de verano y por este motivo hemos reclamado un protocolo", señaló el presidente de la Felib, Antoni Salas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats