Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ibavi iniciará en 2021 la construcción de 35 viviendas de alquiler en Marratxí

La nueva promoción, que se levantará en dos solares de sa Cabana, deberá estar finalizadas antes del plazo de cuatro años

Las autoridades locales y autonómicas, en uno de los solares donde se construirán las viviendas. m. bosch

Después de la reunión mantenida el pasado noviembre entre el conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, y la directora general del Ibavi, Cristina Ballester, con el alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, y los tenientes de alcalde Joan Francesc Canyelles y Neus Serra, en el pasado pleno del mes de febrero el Consistorio aprobó autorizar al alcalde la firma del convenio con el Ibavi para la cesión de unos solares en sa Cabana (es Pont d'Inca), concretamente en las calles Xesc Forteza y Juli Ramos, para la futura construcción de viviendas sociales.

Estos solares tienen una superficie de 1.342 y 292 metros cuadrados, respectivamente. El convenio firmado con el Ibavi contempla la construcción de 35 viviendas y 13 plazas de aparcamiento en régimen de alquiler, con un presupuesto previsto de unos tres millones de euros. El inicio de las obras, una vez redactados los pertinentes proyectos y logrados los correspondientes permisos, está previsto a principios del año 2021.

El convenio firmado contempla un plazo de ejecución de las obras de cuatro años, y en caso de incumplirse el plazo de ejecución por parte del Ibavi, los terrenos objeto de cesión volverían a ser de propiedad municipal.

Estas son las primeras viviendas sociales que se construirán en Marratxí en régimen de alquiler. Las últimas viviendas destinadas a la venta se realizaron en el año 2009 en es Caülls. En el pleno en el que se aprobó la adjudicación de las mismas, la oposición acusó al entonces alcalde José Ramón Bauzá de favoritismo, por ser una hermana suya una de las beneficiarias. En esta sesión, Bauzá salió del pleno antes de la votación del punto.

En el pleno celebrado el pasado mes de febrero, antes de la aprobación del punto, la portavoz del PP Magadalena García preguntó si los vecinos de Marratxí tendrían preferencia para la adjudicación de estas viviendas en régimen de alquiler y por qué no es el Ayuntamiento la institución que ejecute las viviendas, ya que en el año 2016, ante una moción presentada por su partido sobre el tema, se les respondió que se estaba estudiando un plan por parte del Consistorio para poder construir viviendas sociales.

El primer teniente de alcalde, Joan Francesc Canyelles, responsable de Urbanismo, contestó que efectivamente se había estudiado el tema, como se dijo en el año 2016, pero debido a la ley Montoro, el Ayuntamiento no tenía capacidad para poder realizarlo. Añadió que ante la urgencia y necesidades del municipio para este tipo de viviendas, se ceden los terrenos al Ibavi, sin descartar que en un futuro sea el propio Consistorio el que pueda promover las viviendas, ya que la institución municipal dispone de más solares.

Unas viviendas muy necesarias

En relación a la prioridad de los habitantes de Marratxí, el primer teniente de alcalde dijo que era anticonstitucional, pero añadió que a la hora de la puntuación los residentes tendrían más puntos que los vecinos de otros municipios.

Igualmente dijo que se estaba negociando con el Ibavi para que alguna de estas viviendas en régimen de alquiler fuera cedida al Consistorio para emergencias sociales de poca duración. La gestión de las viviendas, a excepción de las cedidas al Consistorio, corresponderá al Ibavi.

El punto fue aprobado con los votos a favor de todos los partidos a excepción del PP, que se abstuvo al no contemplar el convenio que los vecinos de Marratxí tuvieran prioridad para acceder a las viviendas. Esta abstención llama la atención si se tiene en cuenta que en Santanyí.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats