Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Necesidad no rima con pasividad

Necesidad no rima con pasividad

Necesidad no rima con pasividad

Casi todo cuanto ocurre en Manacor tiene su réplica en Porto Cristo o viceversa. No es mimetismo o moda, sino la afinidad entre dos almas gemelas obligadas a moverse entre los mismos sentimientos, logros y carencias.

Si hace unos días los padres del colegio Sa Torre de Manacor montaban algarabía cansados de esperar la prometida reforma del centro, ahora son los de Ses Comes de Porto Cristo quienes inician ciclos de ruido semanal en demanda de desbloqueo de las obras de ampliación del colegio de sus hijos. La necesidad no es compatible ni rima con la pasividad, por eso los padres se movilizan como modo de presión para conseguir unas condiciones educativas decentes para sus hijos. Es también el método ideado para canalizar su indignación y su impotencia.

Con estas prácticas se manda por igual a la Administración y a la sociedad en general el mensaje de que el municipio de Manacor en su conjunto adolece de unas infraestructuras docentes insuficientes y obsoletas que reclaman actualización a grito y pitada limpia. Lo hacen así porque no han logrado mejoras elementales a través de canales ordinarios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats