Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran preocupación por dos grandes inmuebles abandonados desde la crisis

Estado actual de las conflictivas construcciones inacabadas en las calles Corona y Emili Pou, en la localidad de Montuïri, en la comarca del Pla.

Estado actual de las conflictivas construcciones inacabadas en las calles Corona y Emili Pou, en la localidad de Montuïri, en la comarca del Pla. Biel Gomila

La crisis económica que se inició en 2008 dejó su huella en dos grandes construcciones en el casco urbano. Los inmuebles no acabados de las calles Corona y de Emili Pou se encuentran en estado de abandono.

El primero fue tema que aportó el portavoz del Partido Popular en el capítulo de ruegos y preguntas del pleno ordinario del pasado 5 de abril. Jaume Bauçà pidió una solución al mal estado de las viviendas de la calle Corona que se hallan casi en ruina y se refirió al peligro que suponen.

El alcalde Joan Verger (Més) comentó que el Ayuntamiento "quiere requerir al propietario que realice las correspondientes actuaciones", pero que hasta el momento se ignora quién es su dueño "a pesar de las gestiones realizadas". Verger Rosiñol ha manifestado a este periódico que "me preocupa su situación, la presencia de hierros y cristales y la concurrencia de niños a quienes, yo mismo, en varias ocasiones les he indicado que se alejen de este lugar".

Este inmueble de tres plantas se encuentra en el cruce del final de la calle Corona (conocida como la calle del antiguo cuartel de la guardia civil) y el camí Pelut (o del cementerio), frente a la acequia. Es el último edificio del pueblo en su vertiente sudeste. Tiene forma de L y consta de un total de 18 viviendas, 12 que dan al camí Pelut y 6, a la calle Corona. Presenta grandes desperfectos, el sótano y aparcamiento se hallan inundados y ha sido objeto de robos, como por ejemplo ocurrió hace dos meses en que -según testigos presenciales- dos personas desmontaron y se llevaron persianas.

Impacto paisajístico

Un fuerte impacto paisajístico ofrece el segundo inmueble que se ubica al final de la calle Emili Pou, en el tramo correspondiente a la carretera de Sant Joan en su salida del pueblo hacia esta vecina localidad y situado frente al colegio público Joan Mas i Verd.

Un grupo inversor inició su construcción que se ha reducido únicamente a su estructura. Por sus macrodimensiones, llama la atención a quienes entran en Montuïri procedentes de Sant Joan.

Comprende cinco bloques contiguos de tres alturas que empiezan en la calle Emili Pou y terminan en las proximidades de la calle Joan Alcover. Al igual que el edificio de la calle Corona, se encuentra en las afueras del núcleo urbano, en este caso en la parte nordeste. Su licencia de obras ya ha prescrito, según ha manifestado a este diario el alcalde ecosoberanista Joan Verger (Més).

Compartir el artículo

stats