Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lloseta

El Ayuntamiento cita al propietario de Aiamans ante el mal estado del palacio

El alcalde dice que no se celebrarán actos en los jardines por el "evidente" peligro que supondría

Las columnas de una pérgola, agrietadas.

Las columnas de una pérgola, agrietadas. P. C.

El Ayuntamiento de Lloseta no ha organizado ni tiene previsto celebrar acto alguno en el patio del Palau d'Aiamans durante las próximas fiestas patronales, ni en sus jardines ni en el inmueble. Esta decisión la tomó el equipo de gobierno el pasado mes de julio debido al deterioro y peligro de derrumbe con que se encuentra parte del complejo especialmente la pérgola principal, las barandillas de las terrazas, las cocheras, la lavandería y las caballerizas.

El alcalde, Tolo Moyà, considera que "sería una irresponsabilidad organizar cualquier tipo de acto en este lugar". Especialistas en seguros aconsejaron al Ayuntamiento que no se organizasen eventos en el palacio con la implicación municipal.

Recomendación

Ante esta situación, el consistorio se ha puesto en contacto con los responsables de la sociedad propietaria del complejo, Lloseta S.A. para mantener una reunión con el fin de encontrar una solución teniendo presente que el Palau d'Aiamans es un lugar realmente emblemático para el vecindario. La reunión entre ambas partes está previsto que se celebre durante la primera quincena de setiembre.

El 18 de octubre de 2013, la entidad Lloseta, SA, propietaria del complejo, solicitó al Consell la revisión de BIC para que solamente quedase en esta situación el palacio y dejase de serlo el resto de la zona dentro del perímetro declarado como tal en 1992. A tal solicitud se adhirió el Ayuntamiento de Lloseta. La pretensión de la entidad propietaria es la de realizar obras de adecuación y rehabilitación de las zonas más antiguas y deterioradas con el fin de convertir el lugar en un establecimiento turístico como un hotel.

Viabilidad

Para obtener rentabilidad el hotel debería contra con un mínimo de veinte camas, algo que no se puede conseguir ni optimizando los espacios interiores sin la oportuna fragmentación del mismo. Para conseguir el aumento de camas se recurriría a las cocheras.

En la sesión del día 27 de enero de 2015 la Comissió Insular de Patrimoni Històric de Mallorca acordó iniciar la tramitación de la solicitud de la empresa Lloseta, SA para declarar sin efecto el BIC y pasarlo a un Bien Catalogado, categoría con menos trabas y dificultades. Desde entonces el Consell no ha dado más respuesta a este tema.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats