Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Binissalem

El polígono es objeto constante de robos en empresas y vehículos

El Ayuntamiento reconoce que las cámaras instaladas no son todo lo efectivas que cabría desear - Tras el incendio en varias naves los dueños denuncian saqueos

Varios afectados observaban ayer el interior de una nave con un perito de seguros.

Varios afectados observaban ayer el interior de una nave con un perito de seguros. P. C.

Los propietarios e inquilinos de naves en el polígono de Binissalem admiten con una sorprendente resignación el latrocinio al que son sometidos cada fin de semana. DIARIO de MALLORCA se entrevistó ayer con varios de ellos, al azar, y todos coincidieron en afirmar haber sido víctimas de robos y de que estos son continuados, especialmente en fin de semana.

La situación se ha agravado de forma ostensible tras el voraz incendio que asoló cinco naves, la pasada noche de Sant Joan, situadas entre las calles Pou Lladoners y Pou Comú. Las propiedades, muy afectadas y fácilmente accesibles, han sido pasto de un saqueo continuado que ha sumido a algún propietario en la deseperación.

El inquilino de la nave en que se inició el incendio denunció el lunes ante la Guardia Civil la sustracción de varias máquinas y herramientas, presuntamente el fin de semana. La puerta de entrada tenía un boquete que fue agrandado por los autores del robo. El empresario acudió a la Policía Local y manifiesta que "para denunciar me pidieron los documentos de la nave. Les dije que no podía aportarlos porque el incendio había destruido la oficina. No me atendieron y tuve que acudir a la Guardia Civil. Soy un hombre adulto y el lunes no podía contener las lágrimas de impotencia que sentía. El incendio me ha destrozado y lo poco que tengo me lo roban", aseguró.

Respuesta municipal

José Fernández, segundo teniente de alcalde de Binissalem manifestó ayer al respecto que "probablemente la policía le solicitó los documentos porque es el protocolo a seguir legalmente. El caso es que debido a las circustancias excepcionales debió ser más comprensiva. No sé exactamente como ocurrió pero intentaremos hablar con esta persona para por lo menos expresarle nuestra solidaridad y ayudarle en lo que podamos".

Fernández sostiene que el Ayuntamiento colocó cámaras en el polígono hace un tiempo para incrementar la seguridad ante las denuncias de robos.

"Hace unos días, gracias a las cámaras, localizamos al autor de unos vertidos que ha sido sancionado", explica. Sin embargo, reconoce que las cámaras no son todo lo efectivas que desearían las autoridades pues "en muchos casos no se puede identificar a un vehículo si va muy deprisa".

Fernández agrega que "se ha previsto la sustitución de las actuales cámaras por otra de mejor resolución. La empresa de seguridad ya nos ha avisado que las tiene y en breve se colocarán".

Los afectados se muestran enfadados y algunos de ellos aseguran que "con cámaras o sin cámaras se producen robos". Donde se ceban los autores es en la chatarra, especialmente de cobre, en las herramientas, máquinas y en las baterías de los camiones.

Fuego en una caseta de herramientas situada junto a la carretera del Port d´Andratx. LORENZO GUTIÉRREZ

Sustracción de baterías

Uno empleado de un almacén de reparto de bebidas refirió ayer que "los camiones se tienen que entrar todas las noches porque si los dejamos fuera nos roban la batería y en ocasiones rompen los cristales". Un mecánico, vecino de las naves siniestradas, opina que "todo esto es porque no se obliga a los receptores de chatarra a que la gente que les vende deba estar de alta y tenga obligación de indicar la procedencia".

El denunciante del último robo sostiene que "se dijo que el incendio fue por un cortocircuito, pero resulta que mi nave no cuenta con electricidad; funcionaba con un grupo autónomo y por la noche -cuando tuvo lugar el siniestro- estaba parado. Estoy convencido que fue intencionado y que fue para robar".

Compartir el artículo

stats