Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inca

Sant Abdó se celebrará sin corrida de toros ni fiesta de moros y cristianos

El concejal Antoni Peña suspende hasta el año próximo la Festa de sa Pota del Rei para reunirse con las peñas con tiempo suficiente y reorientar el acto - El coso taurino aún no tiene empresario, pero organizará un espectáculo ecuestre

Imagen de la escuadra mora de Los Tuáregs, que desfila desde el primer año en la fiesta.

Imagen de la escuadra mora de Los Tuáregs, que desfila desde el primer año en la fiesta. Joan Frau

Este año no habrá ni toros ni 'moros y cristianos' en las fiestas patronales de Inca. El nuevo concejal de Fiestas, Antoni Peña (PSOE), se ha encontrado a un mes de la celebración de Sant Abdó y Sant Senén con un programa que sólo estaba esbozado y sin ningún acto cerrado. El edil manifiesta que ha tenido poco tiempo para empezar a programar y que aún ha de reunir a la comisión ciudadana de fiestas para presentar el borrador de actos.

La primera medida que ha adoptado para salir del paso ha sido la de reducir el calendario festivo. En lugar de comenzar el 17 de julio, como había propuesto su antecesor, José Pastor (PP), las fiestas arrancarán el 22 de este mes. Este año en lugar de quince días de fiestas habrá sólo diez.

El año pasado se pronunció el primer pregón; un acto nuevo en las fiestas. Hasta entonces sólo se pronunciaba el Dijous Bo.

Pregonero

El primer pregonero fue Agustín, el Casta, y resultó un gran éxito. Para esta edición, la comisión de fiestas había propuesto a otro artista de renombre, pero según argumenta el nuevo edil "el coste era muy elevado para el presupuesto disponible".

Otra de las novedades para este año es la desaparición, al menos temporal, de la Festa de sa Pota del Rei. Peña explica que "los últimos años había bajado mucho la participación y para este era muy precipitado ponerme en contacto con las peñas juveniles y programar un acto digno".

Ante esta tesitura el concejal ha optado por proponer la suspensión por este año de este acto festivo y reunirse con tiempo con los grupos interesados y rediseñar la fiesta. La idea es que retorne al concepto original de recreación de la leyenda de Benhabed, que reza que se alió con Jaume I sin batalla alguna, y que la fiesta sea un desfile donde prime la originalidad de la vestimenta y el arte en desfilar, más al estilo de Alcoy que de las fiestas de moros y cristianos de Mallorca.

Tampoco habrá toros en el programa festivo. La razón es que "el Ayuntamiento no aportará ninguna subvención, como marca la ley", apunta el alcalde, Virgilio Moreno. El representante de la propiedad de la plaza, Tomeu Llobera sostiene que "el Ayuntamiento no quiere colaborar y no hay ningún empresario dispuesto a pagar el coste del piso de plaza más la organización de una corrida". Llobera explica que "ha habido varias propuestas pero ninguna de los empresarios quería llevar a cavo el festejo sin una subvención".

Espectáculo ecuestre

Lo que sí se celebrará es un espectáculo ecuestre. Será el día 25 de julio a las 21 horas. Llobera informa que "ya se ha llevado a cabo algún espectáculo con caballos y está demostrado que en Inca hay bastante afición, así que este año repetiremos. Contamos con una empresa burgalesa que se hará cargo de toda la organización del acto".

Este espectáculo contará con diferentes disciplinas como la doma vaquera -que es la propia del rejoneo- o la doma clásica.

Peña asegura que "el interés municipal para las fiestas patronales es recuperar la esencia de los años 70 y 80". Los días 24 y 25 de julio se organizará una fiesta juvenil con participación de los locales de ocio de la ciudad, pero con una ambientación retro.

Compartir el artículo

stats