Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Fira

El Lago Esperanza de Alcúdia, un vertedero marino a vista de todos

Una postal que Alcúdia no promocionará en Fitur. D.M.

El puerto de Alcúdia, hoy una de las zonas turísticas más importantes de Mallorca, tiene algunas peculiaridades geográficas que no han terminado de aprovecharse ni para los residentes ni para los turistas. Nos referimos a los lagos y canales que cubren buena parte del núcleo costero, una ´albufera´ domesticada para la causa turística que con pequeñas inversiones y algo de imaginación podría suponer un gran aliciente para la práctica de deportes náuticos o simples paseos peatonales.

Sin embargo, el estado en el que se encuentra el mayor de los lagos, bautizado como Esperanza, deja mucho que desear. Sus aguas oscuras, que indican una escasa actividad de dragado, no invitan a practicar ningún deporte, y si tenemos en cuenta que ejerce de vertedero incontrolado para algunos desaprensivos, pues todavía menos.

La imagen que ilustra esta sección habla por sí sola. Las zonas del lago más alejadas de los hoteles y apartamentos son un auténtico basurero a la vista de todos sin que nadie ponga remedio a la situación. El Ayuntamiento no tiene la culpa de que alguien decida desprenderse de viejas sillas de la forma más fácil posible, tirándolas al fondo del lago, pero sí tiene la obligación de velar por el cumplimiento de las ordenanzas cívicas. No estaría de más un ligero incremento de la vigilancia por esta zona durante todo el año, y no solo en temporada alta. No es la primera vez que tienen que extraerse residuos sólidos del fondo del lago.

Mientras, las autoridades venden el municipio en Fitur

Una cosa es segura. La imagen de las sillas depositadas en el fondo del Lago Esperanza no figurará en los catálogos de promoción turística que el municipio de Alcúdia ´vende´ estos días en la feria turística de Madrid, Fitur. Hasta allí se han desplazado las principales autoridades municipales, con la alcaldesa Coloma Terrasa y la regidora de Turismo, Josefina Linares, a la cabeza. También han acudido los representantes de la agrupación hotelera de Alcúdia.

Y precisamente una de las novedades de este año es la entrega al ayuntamiento de Alcúdia de diversas certificaciones medioambientales por la calidad de las playas del municipio. En este sentido, informaron que de cara a la próxima temporada se implantará un sistema de gestión integral de calidad para garantizar la conservación del entorno natural. De acuerdo, pero que se den un paseo por el Lago Esperanza.

Compartir el artículo

stats