50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El instituto de Son Ferriol modificará un tramo de la carretera vieja de Manacor

El Ayuntamiento ha aprobado el proyecto de urbanización y de dotación de servicios del solar de Son Llàtzer en el que se construirá en nuevo centro cuyas obras, valoradas en 975.000 euros no podrán iniciarse hasta que el Consell haya cedido la vía

La teniente de alcalde Neus Truyol y el concejal de Educación Llorenç Carrió han explicado el proyecto. Ajuntament

Las obras de urbanización del solar de Son Llàtzer que posteriormente será cedido por el Ayuntamiento a la conselleria de Educación para la construcción del nuevo instituto de Son Ferriol supondrán una importante modificación de la actual estructura de un tramo de la antigua carretera de Manacor. En concreto la actuación prevista por Cort en función de un proyecto de dotación de servicios aprobado por el área de Modelo de Ciudad afecta al tramo de esta vía que va desde la actual rotonda que da acceso a Son Llàtzer hasta las inmediaciones del desdoblamiento de la denominada vía conectora.

Tal como han explicado la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, y el concejal de Educación del Ayuntamiento, Llorenç Carrió, el coste de estas obras de urbanización y dotación de servicios será de 975.000 euros y serán sufragadas íntegramente por el Ayuntamiento.

Si bien se asegura que Cort ya dispone del dinero necesario para acometer esta actuación, imprescindible para convertir en solar los 15.000 metros cuadrados de la antigua possessió de Son Llàtzer y poder cederlo como tal a Educación para el futuro centro de Secundaria y Bachillerato, hay un problema: para la licitación de las obras y su ejecución. se precisa que el Consell de Mallorca, mediante la firma de un convenio, ceda al Ayuntamiento la gestión de este tramo de carretera, que se convertirá en una vía urbana.

El tramo de la antigua carretera de Manacor en el que el Ayuntamiento prevé la intervención. Ajuntament

Según Truyol, si el convenio de cesión se firmara "ahora mismo" las obras de urbanización y dotación de servicios podrían estar listas el próximo verano (el plazo de ejecución es de seis meses a los que habría que añadir otros dos o tres de licitación de los trabajos). En estas condiciones las obras del nuevo centro podrían inciarse, tal como preveía Educación, en 2024.

La construcción del nuevo instituto de Son Ferriol permitirá, según Truyol, "un cambio sustancial y muy positivo para la barriada de Son Ferriol". El proyecto de urbanización aprobado prevé que delante del centro haya una acera de 5,75 metros de anchura, además de un carril bici de 2,4 metros, que facilitará el desplazamiento con movilidad personal o bicicletas.

Asimismo, con el proyecto del centro docente, que se prevé desarrolle paralelamente al conselleria de Educación, se podrá llevar a cabo también un espacio de estancia previa a la entrada del instituto, que a su vez supondrá la implantación de dos nuevas paradas de bus con el fin de garantizar de forma segura los desplazamientos escolares. Asimismo se proyectan 14 plazas de esatacionamiento para vehículos de familiares y dos para coches de persona con diversidad funcional.

Detalle de la distribución de espacios delante del nuevo centro. Ajuntament

Según la concejala, este proyecto "aporta la solución más sencilla posible" para garantizar las necesidades y el tráfico de personas, bicicletas, el transporte público y los vehículos privados.

El proyecto incluye también la dotación al solar que se va a ceder de los servicios básicos de agua, gas y electricidad, cuyo diseño se asegura que ha sido consensuado con los servicios técnicos de la conselleria de Educación.

El nuevo instituto de Son Ferriol es una reivindicación histórica de la barriada que data de hace más de 30 años. De hecho, muchas de las personas de la asociación de vecinos y de padres eran alumnos.

El centro de secundaria público más próximo a Son Ferriol está en Marratxí. La ubicación del nuevo instituto también ha sufrido distintos cambios a lo largo de estas más de tres décadas de reivindicaciones. Inicialmente se planteó en terrenos de la possessió de Son Llàtzer, de propiedad municipal, para después trasladarlo a las inmediaciones de las instalaciones deportivas de la barriada.

Finalmente y desde hace al menos dos legislaturas se ha escogido de nuevo el solar de Son Llàtzer para su construcción una vez se "salvó" el acceso desde Son Ferriol con un puente peatonal y ciclista sobre el desdoblamiento de la vía conectora.

Compartir el artículo

stats