Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las patronales turísticas se unen para exigir mejoras en Platja de Palma

Hoteleros, comerciantes, restauradores y ocio nocturno constituyen un grupo en CAEB para plantear juntas sus demandas ante la Administración

La alianza empresarial busca mejorar las infraestructuras y seguridad de la zona | I. SUTORRAS

Hoteleros, comerciantes, restauradores y ocio nocturno han acordado aliarse para luchar de forma conjunta a la hora de obtener de las Administraciones mejoras para la Platja de Palma, pero también para disponer de vías de comunicación ante las fricciones que en ocasiones se producen en esa zona entre esos sectores empresariales. Como ejemplo, se señala la necesidad de tomar medidas contra la venta de drogas, la prostitución, la venta ambulante de alcohol, los botellones o las actuaciones musicales sin licencia.

La suma de estos sectores tiene lugar mediante la constitución de una mesa de trabajo en el seno de la patronal CAEB, de la que formarán parte la asociación hotelera de la Platja de Palma, Restauración-CAEB, la federación de comercio Afedeco y la asociación balear de ocio nocturno (ABONE). Según pone de relieve el coordinador de este grupo y abogado, Miquel Planas, el objetivo es unir esfuerzos para afrontar unos problemas que se registran en esta zona desde hace años, algunos de ellos pese la adopción de algunas medidas que no han dado el resultado esperado.

Objetivos sobre la mesa

Así, entre los aspectos que se va a plantear ante el Govern, el Consell de Mallorca, los ayuntamientos de Palma y Llucmajor y la Delegación del Gobierno se señalan cuestiones como «la falta de limpieza y la degradación que se está registrando en algunas de sus principales infraestructuras y en el alumbrado público», y muy especialmente aspectos relacionados con la seguridad y las actividades irregulares, como «la venta de drogas, la delincuencia, la prostitución, la venta ambulante de alcohol, los botellones las actuaciones musicales sin licencia y otras conductas incívicas».

Hay que señalar que algunas de estas cuestiones se han planteado como reivindicación empresarial desde hace muchos años, sin que se haya conseguido hasta ahora la erradicación de problemas como los vinculados a la seguridad. En este sentido, es habitual que el sector turístico de la zona reclame un aumento de los refuerzos policiales que se asignan durante el verano, por citar un ejemplo.

Por ello, se insiste en la necesidad de «concienciar a la Administración de la necesaria modernización que precisa la zona». Esa alianza empresarial podrá plantear así, de firma unitaria, las inversiones necesarias para mejorar la Platja de Palma.

Durante los próximos días se producirá el primer encuentro para pedir reuniones con las Administraciones

decoration

Para ello, durante las dos próximas semanas está previsto convocar la primera reunión de estas cuatro organizaciones empresariales, con el fin de acordar las prioridades y fijar la petición de encuentros con las principales autoridades de la isla, tanto para presentar esta iniciativa como para comenzar a plantear las peticiones que se quiere afrontar.

Desde estas patronales se reconoce que los problemas existentes no se van a solventar en una sola temporada turística, pero se insiste en la necesidad de comenzar a trabajar para que se vayan produciendo avances.

Relación entre sectores

Pero no se oculta que este nuevo frente común de diferentes sectores empresariales de la primera zona turística de Mallorca debe de permitir también abrir cauces de diálogo entre ellas, sin ocultar que se han producido fricciones en el pasado. Un ejemplo de ello fueron las tensiones que se generaron con la ley turística que impulsó el exconseller Carlos Delgado.

De este modo, se podrán plantear problemas como las molestias que la actividad de algunos establecimientos pueden generar a otros o cuestiones que se vinculan a una posible competencia desleal, entre otros, y buscar cauces de solución.

Este aspecto se considera tan importante como el anterior, dado que facilitará las relaciones entre diferentes ramas de la actividad turística y el acuerdo a la hora de priorizar reclamaciones de inversión.

En este sentido, se destaca que lo que se pretende es obtener mejoras en el día a día de la zona, y no impulsar megaproyectos de reforma que aparecen en cada campaña electoral y que tras las votaciones se vuelven a meter en los cajones.

Compartir el artículo

stats