Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sale a concurso la gestión de la lonja del pescado en el Mollet de Palma

La concesión administrativa será de cinco años y la cuantía anual de la tasa será de 24.269 euros

La Lonja del pescado está situada en el Contramuelle Mollet. B. Ramon

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Balears (APB), en la sesión ordinaria celebrada el pasado 28 de julio, acordó aprobar los pliegos de bases y condiciones que regirán el concurso público para la explotación de la Lonja del pescado en el Contramuelle-Mollet del puerto de Palma.

Según ha informado la APB, la concesión administrativa será de cinco años y la cuantía anual de la tasa de ocupación ascenderá a 24.269 euros. La APB establece un mínimo de volumen de negocio anual de 10 millones de euros al titular de la concesión.

En las instalaciones de la Lonja se subastará o venderá pesca fresca capturada por la flota con base en el puerto de Palma y de otros puertos de Mallorca y se suministrarán cajones y envases, así como otros servicios que pueda proponer el licitador.

Para ello se destinará una superficie de 1.899,8 metros cuadrados divididos en dos edificios. El primero, de 1748 metros cuadrados, consta de planta baja, en la que se ubican las salas de subasta, limpieza del pescado, depósito de cajones y servicios y aseos. La primera planta dispone de una sala de espera y oficinas y una segunda planta con salas y dependencias vacías varias. Finalmente, en un edificio adyacente se ubica un almacén de 152 metros cuadrados para enseres.

En la lonja del pescado de Palma se calcula que se vende aproximadamente el 70% de las capturas de la flota balear mediante el sistema de subasta. Si bien los barcos pesqueros desembarcan sus capturas en sus respectivos puertos, de allí se lleva el pescado a sa Llotja, donde se almacena antes de proceder a la subasta, aunque en algunos puertos como el de Port d’Andratx o Cala Rajada, el pescado puede comprarse en mostradores designados como «primer punto de venta».

La subasta comienza sobre las 4.30 horas de la madrugada, cuando los compradores y distribuidores de pescado acreditados toman asiento en una sala similar a un teatro, cada uno con un aparato individual de control remoto. Cada caja de pescado, gambas y marisco fresco se desplaza sobre una cinta transportadora hasta que llega al centro del escenario y aparece en una pantalla el precio inicial del producto.

Compartir el artículo

stats