Cort prepara la reforma de toda la zona de la plaza España

El área de Infraestructuras encarga un informe topográfico para conocer el estado del terreno

La plaza se reformó en 2002 y desde entonces los desperfectos son constantes.

La plaza se reformó en 2002 y desde entonces los desperfectos son constantes. / B. Ramon

Montse Terrasa

Montse Terrasa

El Ayuntamiento de Palma ha dado el primer paso para reformar toda la zona de la plaza de España. El departamento de Infraestructuras ha encargado un estudio tipográfico del firme con el objeto de reurbanizar.

El levantamiento topográfico que ha encargado Cort abarca no solo la propia plaza, sino la zona de los antiguos edificios de la estación ferroviaria, la plaza Porta Pintada, un ramo de la calle Caputxins, otro de Bastió d’en Sanoguera y también de Eusebi Estada.

Fuentes del departamento de Infraestructuras aseguran que la intención es reformar este área lo antes posible, en cuanto haya presupuesto disponible, por lo que no hay una fecha prevista para afrontar estas obras. Un informe elaborado hace casi diez años ya cifraba en 900.000 euros el coste de reformar la plaza de España y Porta Pintada.

El estudio abarcará parte de las avenidas, Porta Pintada, Eusebi Estada, Caputxins y Bastió d’en Sanoguera

La última gran reforma de la plaza de España culminó en 2002, con un proyecto de la arquitecta Carme Pinós que acabó siendo modificado en numerosas ocasiones, ya que la idea inicial era unir la plaza con el parque de las Estacions soterrando el tráfico de las avenidas. Entre los cambios que decidió el Ayuntamiento, gobernado por Joan Fageda, se descartó la piedra de cuarzo por pizarra brasileña, material que desde un principio resultó inapropiado por las frecuentes roturas de baldosas.

También ha sido objeto de críticas el trazado del carril bici debido al peligro que supone para los peatones.

Hace un año, el regidor de Movilidad, Francesc Dalmau, comentó su voluntad de peatonalizar por completo la plaza de España, por la que atraviesan algunos vehículos y por la que se acede al aparcamiento subterráneo. En ese momento, el concejal aseguró que cualquier reforma se haría con el consenso de vecinos y comerciantes.