Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario

El tránsito de la EMT del siglo XIX a la del siglo XXI

El dirigente sindical recientemente fallecido con un megáfono.

El dirigente sindical recientemente fallecido con un megáfono.

El director gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Mateu Marcús, ha asumido nada más y nada menos que la histórica responsabilidad de conducir, junto con los respectivos alcaldes y los concejales de Movilidad del anterior y del actual mandato, a la compañía pública al siglo XXI. En la comparecencia ante la comisión del pleno de Urbanismo y Medio Ambiente solicitada por el grupo municipal de Ciudadanos, que duró casi dos horas, manifestó en varias ocasiones que, en 2015, cuando asumió la responsabilidad de gestionar la compañía, se encontró con unas estructuras «del siglo XIX», algo que, en su opinión, y en la del actual concejal de Movilidad y presidente de la empresa, Francesc Dalmau, se orientaba claramente hacia la privatización de la empresa por parte de los anteriores responsables. Una posibilidad ahora completamente descartada, aseguró. Lo anterior se demuestra en la contratación de 140 nuevos chóferes, la compra de 100 autobuses para la total renovación de la flota y en la internalización de los talleres, entre otras iniciativas. En la comparecencia, insistió en que no se va a dar marcha atrás en el cambio de líneas iniciado en diciembre del año pasado, aunque insistió en que van a mantener la «escucha activa» para introducir los cambios que sean necesarios para mejorar el servicio. 

Un minuto de silencio en recuerdo de Pedro Castro 

Los trabajadores de los centros municipales de Cort, Avingudes, Son Pacs, el edificio de Bomberos y el de Sant Ferran, rindieron ayer un homenaje al sindicalista de CC OO Pedro Castro, fallecido repentinamente el pasado 4 de octubre. Aguardaron un minuto de silencio sin abandonar sus puestos de trabajo y sin que hubiera ninguna concentración de trabajadores con el fin de mantener las normas sanitarias. Antes y después del acto se hizo sonar una sirena, que en algunos casos provocó una cierta confusión puesto que se interpretó que el edificio debía evacuarse.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats