Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

La contaminación por el tráfico sube un 52% en Palma tras el confinamiento

Con el estado de alarma el nivel de dióxido de nitrógeno en el aire fue de 12,1 microgramos por metro cúbico y ahora es de 18,4

El humo de los coches es el principal factor de contaminación del aire de la ciudad debido a la producción de óxidos de nitrógeno.

El humo de los coches es el principal factor de contaminación del aire de la ciudad debido a la producción de óxidos de nitrógeno. B. Ramon

La contaminación del aire de Palma debido al humo de los coches ha subido un 52% tras el confinamiento.

Según los datos proporcionados por la conselleria de Transición energética y Sectores Productivos, la media de dióxido de nitrógeno, que es el contaminante más representativo producido por el tráfico rodado que, a su vez, es su principal fuente emisora, llegó a alcanzar durante el estado de alarma los 12,1microgramos por metro cúbico.

Para este mismo componente, en la primera quincena del mes de marzo, justo antes de la declaración del estado de alarma debido a la propagación de la Covid-19propagación de la Covid-19, en la estación situada en la confluencia entre la calle Foners y las Avenidas se registó una media de 26,6 microgramos por metro cúbico, lo que supone que durante el confinamiento se produjo una reducción del 54,5%. No obstante, los datos correspondientes al período comprendido entre el 22 de junio y el pasado 8 de julio, cuando ya se había entrado de lleno en la nueva normalidad y no existían restricciones de circulación de vehículos, arrojaron la media de concentraciones de 18,5 microgramos por metro cúbico, hecho que supone que la subida en relación a la media del estado de alarma ha sido del 52%, no llegándose a alcanzar aún los niveles existentes de este contaminante en el aire de Palma de antes del confinamiento. Pese a lo anterior, desde el servicio de Calidad del Aire de la Conselleria, advierten que estos niveles no son completamente comparables puesto que en marzo las condiciones climáticas eran diferentes a las actuales.

De excelente a buena y regular

Si tenemos en cuenta este parámetro, la calidad del aire en Palma antes del confinamiento, entre el 1 y el 14 de marzo, era "buena" puesto que el promedio de dióxido de nitrógeno estaba entre los 14 y 28 microgramos por metro cúbico. Entre la segunda quincena de marzo y el 10 de mayo fue "excelente", con concentraciones de este componente inferiores a los 13 microgramos por metro cúbico y, entre el 11 y el 24 de mayo, volvió a ser "buena", con valores medios de 16 microgramos por metro cúbico, calificación en la que aún se mantiene, puesto que hasta el pasado 8 de julio la media fue de 18,4 microgramos por metro cúbico.

Se trata de una cantidad inferior a los 32 microgramos por metro cúbico de media consignados a lo largo del todo el año pasado, hecho que, en función de este componente, califica como "regular" el aire de la ciudad.

Se trata de una cifra inferior a la registrada en 2018, con concentraciones de dióxido de nitrógeno de 35 microgramos por metro cúbico, pese a lo cual la calificación seguía siendo "regular" puesto que no superaban las concentraciones de 40, a partir de las cuales la calidad del aire pasa a ser "mala".

Cifra que sí se habían superado en años anteriores, en especial en zonas del Eixample, lo que obligó al Ayuntamiento a redactar un plan de mejora de la calidad del aire, cuya aplicación consiguió sucesivas disminuciones de este compuesto pasando a concentraciones de 38 microgramos por metro cúbico en 2017 y los 35 de 2018. Ahora, desde la dirección general de Energía y Cambio Climático se está revisando el plan de mejora de la calidad del aire de Palma.

Compartir el artículo

stats