16 de febrero de 2020
16.02.2020
Agricultura

Diez años del Mercat Eco de la plaza de los Patines de Palma

Payeses de diferentes pueblos acuden dos veces por semana al centro de la ciudad para vender sus productos

15.02.2020 | 22:38

El mercado ecológico que cada martes y sábado se instala en la conocida como plaza de los Patines está a punto de cumplir diez años y sus responsables consideran "un éxito" su andadura en este tiempo, aunque pretenden llegar a mucha más gente. Según la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, el Mercat Eco de Palma, en el que los payeses procedentes de distintos puntos de la isla realizan la venta directa de sus productos, es el más importante de todo el Estado por número de paradas y por su frecuencia.

Hay vendedores que participaron en su puesta en marcha y continúan con su parada una década después, comenta Pere Sureda, técnico de Apaema (Associació de la Producció Agrària Ecològica de Mallorca), una de las impulsoras del Mercat Eco, junto con la Associació Lligams y la Associació de Varietats Locals, en septiembre de 2010. El 80% de lo que se vende aquí es producto propio de los payeses, mientras que el resto es de otros productores de Mallorca o de fuera de la isla, pero igualmente ecológico. La posibilidad de comprar directamente al payés que ha cultivado la hortaliza o la fruta es la principal motivación de sus clientes, según quedó constatado en una reciente encuesta.

Este mercado no puede crecer mucho más por la limitación del espacio que tiene en la plaza Bisbe Berenguer de Palou y algunos productores han dejado su puesto por la dificultad que conlleva montar parada en el centro de Palma y a la intemperie, explica Sureda. "A todos los equipos de gobierno de Palma les hemos pedido mejoras. Los payeses tienen problemas de aparcamiento, tienen que descargar el material sin molestar... El espacio está descubierto y están expuestos a la lluvia y, en verano, el género está al sol, por lo que hay que montar toldos...", remarca el representante de Apaema y de la coordinación de este mercado.

Aun así, en estos momentos, hay trece paradas, la solicitud para instalar una más y otra que quiere ampliar. "Un mercado ecológico, de payeses que puedan traer su producto dos veces por semana durante todo el año no se da en ningún otro lugar o son mucho menores", remarca Sureda.

De las trece paradas actuales, casi todas son agricultores que desde diferentes pueblos de Mallorca traen su producto, recolectado solo horas antes de ponerlo a la venta. Pero también hay dos panaderos y un elaborador, el que a partir de la materia prima produce otro producto, como confitura, sobrasada o queso, igualmente ecológico.

Junto con el cuerpo de inspectores, se elaboraron unas señales para los productos que mediante colores indican su origen: verde para el producto propio del vendedor, amarillo para el que es de Mallorca, pero revendido de otro productor, y rojo para el producido fuera de la isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!