02 de febrero de 2020
02.02.2020
Festa de la Llum

Unas 2.400 personas acuden a la Seu a contemplar el Vuit

Este fenómeno lumínico, conocido por Festa de la Llum, se pudo ver ya formado a las nueve de la mañana, sin problemas gracias al cielo despejado

02.02.2020 | 09:46

Unas 2.400 personas acudieron a primera hora de ayer a la Catedral de Mallorca para contemplar el Vuit de la Seu, también conocido como Festa de la Llum [vea aquí las imágenes]. El ocho quedó formado y perfectamente visible a las nueve de la mañana, momento en que los presentes mostraron con aplausos su admiración por lo que estaban viendo: la confluencia de la proyección de la luz a través del rosetón mayor bajo el rosetón menor.

Que ayer fuera domingo y la previsión de un cielo despejado contribuyeron a que la afluencia de gente a la Seu fuera mayor que en otras ocasiones. Las oportunidades de contemplarlo son dos a lo largo del año: el 11 de noviembre y el 2 de febrero, pero las nubes han frustrado en más de una ocasión este espectáculo, como ocurrió justo hace un año. No fue el caso de ayer. El ocho se pudo contemplar claramente.

Un portavoz de la Catedral cifró en unas 2.400 personas el número de asistentes al Vuit de la Seu, aunque la imagen de la nave central y una de las laterales llenas de gente daba la impresión de que allí había un número mayor de asistentes.



Los más madrugadores llegaron a las 6.15 horas a la Catedral e iniciaron una larga cola que, desde la porta de l'Almoina y dando algunos rodeos se alargaba hasta el Parlament, en la cercana calle Palau Reial.

A las 7.30 de la mañana se abrieron las puertas del templo y la afluencia de gente fue constante hasta la hora en que se produjo el Vuit, aunque la posibilidad de encontrar un buen sitio dentro de la Seu era mínimo.

Desde la salida del sol y hasta las nueve de la mañana, la luz proyectada a través de los 1.100 cristales de diferentes colores del rosetón mayor fue avanzando hacia la fachada de enfrente, hasta llegar a posicionarse justo debajo.

A partir de ese momento, fue el turno de los selfis para inmortalizar el recuerdo y de ir despejando la Seu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!