11 de enero de 2020
11.01.2020

Cort atribuye las ratas de la plaza de España al mercadillo de Navidad

La concejalía de Salud ha indicado que el servicio de control de plagas colocó en febrero seis trampas y, a mediados de diciembre, se incrementaron con otros tres dispositivos por el aumento de la población de roedores

11.01.2020 | 02:45
Imagen de la plaza de España con indicación de las trampas para roedores instaladas en los parterres.

La concejalía de Salud del Ayuntamiento de Palma atribuye la mayor presencia de ratas detectada las últimas semanas en la plaza de España y sus alrededores a la celebración, desde finales del pasado mes de noviembre y hasta después de Reyes, del mercadillo de Navidad con la instalación de puestos de churrerías y la existencia de una mayor actividad asociada a las fiestas.

Desde la concejalía se ha indicado que desde que se detectó el aumento de roedores a mediados del pasado mes de diciembre se incrementó en un 50% la colocación de trampas dispensadoras de raticida, una intervención que han calificado como "muy efectiva", puesto que se asegura que "ya no se observa una presencia importante de roedores", pese a lo cual se mantendrán las actuaciones.

Salud indicó que, a principios del pasado mes de febrero, se iniciaron los tratamientos preventivos de control de la población de roedores en la plaza de España. Desde entonces los índices de ingesta de raticida se mantuvieron bajos, con algún repunte ocasional, aunque "sin mayor trascendencia" hasta el 15 de noviembre.

En este momento, tal como se indica desde el servicio de prevención de plagas, se observó "un ligero incremento de la ingesta" de raticida, lo que es indicativo de la presencia de una mayor población de roedores en la zona.

El período crítico se detectó entre los días 9 y 17 de diciembre, momento en el que se observó el mayor índice de ingesta anual debido a la instalación de puestos navideños y churrerías y, en general, a la mayor actividad asociada a las fiestas navideñas.

Como respuesta se reforzaron las seis trampas instaladas sobre las superficies ajardinadas de la plaza con tres más. Como consecuencia de esta actuación, el 17 de diciembre los niveles de consumo de raticida volvieron a marcar una tendencia descendente, aunque el programa de control reforzado continuará en vigor hasta que la situación de la población vuelva a la normalidad. La zona con más presencia de roedores se sitúa entre la estatua de Jaume I y el local '100 Montaditos'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!