09 de marzo de 2019
09.03.2019
Política

El general Coll se compromete a acabar con la venta ambulante ilegal, los 'grafitis' y la suciedad

El candidato de Vox a la alcaldía recorrió ayer el centro de la ciudad invitado por el pequeño comercio y afirmó que es "una persona de palabra"

08.03.2019 | 22:11
El candidato de Vox con un grupo de comerciantes del centro.

El general Fulgencio Coll, candidato de Vox a la alcaldía de Palma, se comprometió ayer a acabar con "la venta ambulante ilegal, los grafitis y la suciedad de la ciudad". Respondiendo a una invitación de una de las patronales del pequeño comercio (Afedeco) el candidato del partido ultraconservador que lidera en Balears Jorge Campos aseguró a los comerciantes con los que se entrevistó que va a cumplir con sus compromisos porque es "una persona de palabra".

Coll, en una jornada marcada por las reivindicaciones feministas, quiso conocer en primera persona la problemática del pequeño comercio, sus propuestas y dar respuesta a algunos de los aspectos que más preocupa al sector.

Entre otros comercios del centro de la ciudad visitó la Joyería Suiza, la Farmacia Balaguer, Princesita, Uomo, la zapatería Belén Dols, Xino's, Mallorca Gató Souvenrs, Pericay, Colorins y la Joyería Jaime III. En relación a la venta ambulante ilegal, que fue una de las cuestiones que más preocupan a los comerciantes entrevistados, afirmó que se trata de una cuestión "de importancia capital para Vox" porque "es el único partido que reconoce sin rubor la existencia de una inmigración ilegal que perjudica enormemente a los comerciantes", en especial, "por la venta de falsificaciones".

Más seguridad


Según Coll, "la seguridad, en todas sus facetas, va a ser un asunto trascendental para Vox" y se comprometió a que si es alcalde va a "pisar la calle" para "ver qué problemas hay". También se ha comprometido a incrementar la presencia policial con el fin de acabar con el "miedo" de pasar por algunas zonas en determinadas zonas del día.

También pretende "aumentar las plazas de aparcamiento, regular los flujos de llegada de cruceristas para que no saturen la ciudad y "guiarlos de forma inteligente para que consuman productos locales".

Asimismo, aseguró a los comerciantes que se tomarán medidas para acabar con la proliferación de grafitis porque "suponen una agresión a comerciantes y vecinos, dan mala imagen de la ciudad y su limpieza supone un gasto para las administraciones y los particulares".

Igualmente, se comprometió a conseguir una ciudad más limpia, puesto que "este deseo se repite en cada persona con la que hablo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!