17 de enero de 2018
17.01.2018
Diario de Mallorca
Comercio

El emblemático Café Lírico abrirá en un mes como bar de zumos y comida natural

Una empresa de origen austriaco con establecimientos similares en otras ciudades europeas se implanta junto a la milla de oro de Ciutat

16.01.2018 | 19:48
La característica marquesina modernista del Lírico ya luce el cartel del nuevo negocio, Juice Factory.

El local del histórico Café Lírico será reabierto en un mes como bar de zumos y comida natural. Una empresa de origen austriaco con establecimientos similares en otras ciudades europeas ocupará el antiguo negocio situado en la avenida Antoni Maura, junto al paseo del Born, considerado la milla de oro de Ciutat.

La emblemática cafetería de 1894 se convertirá en un moderno espacio diáfano con mobiliario actual y paredes negras donde se venderán zumos, batidos y varios productos de "comida rápida sana y natural, como ensaladas, pastas y sándwiches, además de cafés y desayunos", según dijeron ayer fuentes de la compañía. En Palma ha adoptado el nombre de Juice Factory, tal como se puede apreciar en el cartel de color rosa fucsia recién colgado donde se encontraba el anterior del Lírico, en la marquesina modernista que está protegida y tanto caracteriza el establecimiento.

La empresa, formada por dos socios austriacos y uno catalán, suele escoger locales y entornos emblemáticos de las ciudades en las que se implanta, explicaron desde la compañía. Añadieron que quieren "respetar la esencia del lugar, por lo que se mantiene la barra y el suelo originario del antiguo café, pero el mobiliario será moderno", como se podrá comprobar a finales de febrero, cuando el local sea reabierto. Es la primera vez que la citada empresa se asienta en Palma, aunque "la intención es expandirse y abrir nuevos negocios".

Subida del alquiler

Justo ayer se cumplió un año del anuncio del cierre del Café Lírico, uno de los establecimientos más antiguos y emblemáticos de la ciudad, que hasta el franquismo se denominaba Ca s'Andritxol. La familia Ferrer Mas lo regentaba desde antes de la Guerra Civil, pero la renovación del contrato de alquiler aumentaba el precio de forma excesiva, por lo que no les quedó más remedio que dejar el negocio. El impulso del paseo del Born y las calles aledañas durante los últimos años ha provocado la sustitución del pequeño comercio por grandes firmas de moda, empresas y franquicias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!