09 de enero de 2018
09.01.2018

Cursach renuncia a la licencia de la antigua discoteca Pachá

Tras las numerosas deficiencias detectadas por el Ayuntamiento la empresa titular del permiso ha decidido abandonar la explotación

09.01.2018 | 23:40
Cursach renuncia a la licencia de la antigua discoteca Pachá
Beach Night S.L., empresa del grupo Cursach titular de la licencia de actividad de la antigua discoteca Pachá del paseo Marítimo ha  renunciado a la licencia de explotación y funcionamiento de estas instalaciones concedida de forma provisional por el Ayuntamiento de Palma en 2002.

La renuncia se produce después de las numerosas irregularidades detectadas por Cort en estas instalaciones propiedad de la Fundació Natzaret a raíz de las investigaciones judiciales llevadas a cabo sobre las actividades desarrolladas por distintas empresas pertenecientes al empresario de ocio nocturno.

En noviembre del año pasado se notificó a la empresa que el aforo de la discoteca era de 267 personas y no de 668, como pretendían. Asimismo, se les notificó que habían realizado distinas obras que no respetaban la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de los jardines de Natzaret, en donde se ubica el local nocturno.

Como consecuencia, el pasado mes de noviembre se comunicó tanto al explotador como al propietario que  "no se da cumplimiento a las condiciones generales de funcionamiento de la licencia y al resto de normativa sectorial de aplicación y que se han producido modificaciones sustanciales". Se les dio un plazo de quince días para presentar alegaciones y se les advirtió de la posibilidad de adoptar la medida cautelar de suspensión de la actividad o de parte de las instalaciones, además de iniciar el correspondiente proceso sancionador.

Maria Antònia Rosselló Cursach, en representación de Beach Night S.L., en el plazo concedido, solicitó la baja y el archivo definitivo del expediente, renunciando al permiso de instalación y a la licencia de funcionamiento otorgada en 2002. Asimismo, el 19 de diciembre del año pasado presentó otro escrito en Cort comunicando que su empresa tiene previsto retirar en los próximos días las instalaciones y mobiliarioexistentes en el local, que actualemente se encuentra cerrado.

Por su parte, el 22 de diciembre, la representante de la propiedad, la entidad Fundació Natzaret, presentó alegaciones al requerimiento municipal manifestando que "la fundación está desligada de la explotación de la actividad de discoteca, así como de las actuaciones que se hayan podido realizar por el explotador de la actividad incumpliendo las condiciones generales de funcionamiento establecidas en la licencia o en la normativa sectorial de aplicación".

Igualmente, comunica a Cort qu ha tenido conocimiento que la entidad Beach Night S.L ha presentado un escrito comunicando la inminente retirada de las instalaciones y mobiliario existentes en el local.

Según el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, José Hila, una vez que se ha reunciado a la licencia de actividad y funcionamiento concedida en 2002 de forma provisional dadas la condición de bien patrimonial del enclave en el que se ubica la discoteca, "va a ser muy difícil" que en un futuro se pueda conceder un permiso para una actividad similar.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine