Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

"Gesa no necesita un concurso, ya tiene un buen proyecto de reforma"

José Ferragut Canals, sobrino del autor del edificio, no cree que sea oportuno convocar un certamen internacional para determinar su futuro - Consultado en tiempos de Aina Calvo, él ya se inclinó por apoyar el "buen proyecto" de Jaume Vidal

José Ferragut Canals, sobrino del arquitecto que levantó el edificio de Gesa, presentó este verano un libro sobre su trayectoria.

José Ferragut Canals, sobrino del arquitecto que levantó el edificio de Gesa, presentó este verano un libro sobre su trayectoria. Guillem Bosch

Si alguien ha seguido la pista de manera continuada al arquitecto José Ferragut Pou, autor del edificio de Gesa, es su sobrino José Ferragut Canals. A principios de verano, presentó un abultado volumen sobre su obra. Ahora que la ciudad estrena equipo de gobierno, el espinoso tema de qué hacer con uno de los pocos ejemplos de "arquitectura de estilo internacional que existen en Mallorca", resalta el también arquitecto Ferragut Canals, resurge. Desde Cort se baraja convocar un concurso y para ello están realizando consultas con arquitectos de prestigio, el primero de ellos fue Elías Torres la semana pasada.

"Yo no haría un concurso internacional. Ya existe un muy buen proyecto, el de Jaime Vidal, que lo presentó en tiempos de Aina Calvo. Me invitaron a una reunión con la arquitecta y concejala de Urbanismo de aquel momento, Yolanda Garví, la arqueóloga Magdalena Riera, el decano del colegio de Arquitectos, Jaime Morell y Jaime Vidal. Su proyecto es bueno", cuenta y opina José Ferragut.

A su juicio, "lo primero que se debería hacer es adaptar Gesa a la actual normativa. Reforzarlo en su estructura no es difícil. Un ejemplo, podría ser el del edificio del hotel Bahía Palace que se modificó para viviendas. El edificio de Ferragut es muy claro en su organización con servicios centrales y perímetro libre que permite otorgarle una fácil solución".

Cuenta con la protección de Bien Catalogado, lo que pide una reforma más "global y conservadora", subraya José Ferragut. La protección alcanza la envoltura de ladrillo y cristal, y ahí podría haber un escollo porque Gesa debe adaptarse a la normativa actual, cumplir el código técnico.

"Técnicamente, el aislamiento contra incendios es fácil, se puede hacer una doble piel acristalada si no se quieren cambiar los cristales. En mi opinión, lo primero que se debería hacer es cumplir la normativa, actualizarlo". Por todo ello, aboga por un proyecto global. "Elías Torres lo haría de maravilla, ¡claro! pero hacer un certamen internacional es desproporcionado. ¡Ya tenemos una caja que es intocable al estar protegida por Patrimoni", recuerda.

Gesa versus Palacio Congresos

José Ferragut despeja dudas. Este inmueble lleva años cerrado, y el deterioro parece evidente, sin embargo, él asegura que "está mejor conservado de lo que la gente se cree".

La crítica llega cuando apunta el distinto planteamiento de dos edificios clave en la fachada marítima: el de su tío, Gesa, y el de Patxi Mangado, el Palacio de Congresos y el hotel anexo, aún sin concluir. "Se plantearon de manera diferente; Gesa se puso en perpendicular para que el impacto desde el mar fuera mínimo; todo lo contrario que el Palacio de Congresos", recuerda. No oculta el orgullo por el proyecto de su tío que, sin embargo, no es compartido por buena parte de la sociedad mallorquina.

"El Palacio de Congresos ha hecho mejor el edificio de Gesa. Éste se comporta como un telón que va desapareciendo para dar lugar al encuentro del paseante con la Catedral; mientras que el impacto del edificio de Patxi Mangado, y ya no digamos el hotel, es tremendo".

"La obra de mi tío no es arquitectura popular. No se le quiere porque la arquitectura moderna no gusta. La gente cree que la buena arquitectura han de ser de piedra que parezca antigua", dice duramente, aunque el semblante de Ferragut es el de un hombre tranquilo.

Constructivamente, Gesa sigue los postulados del llamado estilo internacional, planta libre, acristalado exterior, "un modelo muy sencillo pero difícil de hacer por su modulación. Es el menos es más de Mies van der Rohe, del que en Mallorca tenemos escasos ejemplos", apunta Ferragut Canals.

Él es de la opinión que si su tío no hubiera tenido un gran promotor, Gesa y Feliciano Fuster, no creo que se hubiera hecho, igual que creo que si Gesa hubiese seguido siéndolo y no hubiera pasado a Endesa, no se habría propuesto derribarlo".

En la picota

A lo largo de sus 47 años, ha pendido sobre el inmueble de José Ferragut Pou la espada de Damocles de su demolición. Como gráficamente apunta su sobrino, "se ha conservado por carambola. La declaración de Bien Catalogado, curiosamente, la promovió un partido, UM, en venganza por su guerra con el promotor Núñez, ya que en su programa estaba el derribarlo".

Él considera que "tanto institucionalmente y nosotros, desde el Colegio de Arquitectos, nos pusimos tarde; fuimos tibios". En ese sentido, recuerda una anécdota ilustrativa: "En una reunión en el Colegio, con asistencia del arquitecto catalán que hizo un proyecto para la fachada marítima de palma, se habló de demoler Gesa. Se levantó Pere Rebassa y dijo muy enfadado: ¡Gesa es como un hijo!, a la que algunos respondieron que "estaba obsoleto; que era muy grande, de gran impacto sobre el mar, y al cabo de unos años, van y se aprueba construir el Palacio de Congresos y el hotel; ¡es una contradicción". El anterior alcalde de Palma, Mateo Isern, también incluyó en su programa derribar Gesa. Luego no hizo nada. Además ya estaba protegido por ser un Bien Catalogado.

Sí lamenta, y no sabe dar razón del porqué, el que una de las prioridades fue que el edificio revitalizaría la zona. "No ha sido así", apunta Ferragut Canals.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats