22 de noviembre de 2012
22.11.2012
Infraestructura

La deuda del Palacio de Congresos sube 580.000€ cada mes de paralización

Carlos Delgado ha asegurado en el Parlament que el Govern y el Ayuntamiento de Palma mantienen su decisión de que las obras no continúen

22.11.2012 | 21:24
La empresa que construía el Palacio de Congresos de Palma, Acciona, ha reclamado al Govern que sume 580.000 euros por cada mes de paralización de las obras a la deuda de 34 millones de euros ya acumulada por los trabajos realizados en el proyecto.

El conseller de Turismo, Carlos Delgado, ha asegurado en el Parlament que el Govern y el Ayuntamiento de Palma mantienen su decisión de que las obras no continúen hasta que se encuentre a una empresa interesada en hacerse cargo de la explotación de la infraestructura, pero cada día que pasa sin solución se acumulan costes que se añaden a la deuda ya existente, ha admitido.

Delgado, que ha comparecido ante la Comisión de Turismo de la cámara legislativa para dar cuenta de la situación del proyecto del Palacio de Congresos, ha resaltado que las gestiones que está haciendo su departamento para encontrar a una o varias empresas interesadas en gestionar la instalación están siendo infructuosas.

El conseller ha detallado también, a preguntas de la oposición, que la empresa del arquitecto que diseñó el Palacio de Congresos y el hotel anexo, Patxi Mangado, sí ha cobrado todos los honorarios pactados por el proyecto y la dirección de las obras inconclusas, que asciende a 9,8 millones de euros.

Ha recordado que Acciona ha ejecutado obras por valor de 75 millones de euros por las que ha cobrado 41 millones y soporta una deuda de 34 millones de euros que asciende mes a mes por las amortizaciones de créditos y los gastos de la obra parada, que se han comprometido a asumir las instituciones.

Lo que queda por construir para finalizar la infraestructura tiene un coste estimado de 33 millones de euros, y para el equipamiento está previsto un gasto de 2,3 millones del que más de la mitad corresponde a butacas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!