Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

búsqueda de soluciones para paliar el déficit crónico de aparcamientos

Cort estudia ampliar la ORA en otras cinco zonas de la ciudad

Las calles afectadas son Balmes, Sant Ferran, Mercat de Llevant, Blanquerna y Bartomeu Pou

4

En la calle Joan Crespí se han perdido estacionamientos con la implantación del carril bici.

La concejalía de Circulación tiene sobre la mesa desde hace meses cinco peticiones de comerciantes para la implantación de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos (ORA) en sus respectivas zonas de influencia. Las peticiones incluyen la implantación de los aparcamientos en superficie de pago en las calles Balmes, la avenida Sant Ferran, Blanquerna, Bartomeu Pou y la zona del mercado municipal de Llevant.

Según el concejal de Circulación, Álvaro Gijón, el equipo de gobierno aún no ha tomado una decisión al respecto, ya que ésta debe basarse en los informes técnicos elaborados por los técnicos del departamento.

En principio, no obstante, Gijón advierte que la implantación de la ORA no necesariamente implicaría la solución del problema de la falta de aparcamiento en estas zonas, puesto que debe haber un equilibrio entre las plazas disponibles, el número de comercios existentes en la zona, sus posibles clientes que utilizarían los aparcamientos de pago y el grado de rotación de cada uno de los estacionamientos.

En la calle Balmes, por ejemplo, los comerciantes han solicitado la implantación de los aparcamientos de pago en uno de los laterales de la calle, al igual que en Ausiàs March. De esta forma, se dispondría de un lateral para aparcar sin límite de tiempo. En estas condiciones es dudoso que valga la pena desplazar dos agentes de la ORA e instalar máquinas expendedoras de tiques, puesto que el número de aparcamientos de rotación resultantes sería insuficiente para sufragar el servicio.

Además esta calle está situada junto Ausiàs March, Alcalde Joan Massanet y el tramo de General Riera y Blanquerna en las que se implantó la ORA a finales de 2001.

En el caso de la zona del mercado municipal de Llevant, los comerciantes han solicitado que se incluya como aparcamientos de pago las calles adyacentes que dispongan entre 400 y 500 estacionamientos en superficie. No obstante, desde el departamento de Circulación se recuerda que el recinto municipal dispone de 46 aparcamientos en los que no hay rotación de vehículos. Por ello, antes de implantar la ORA en las calles adyacentes creen que se debería controlar la rotación de vehículos en el estacionamiento propio.

En el caso de la avinguda Sant Ferran la petición partió de los comerciantes del mercado aduciendo que, debido a la proximidad del cuartel de la Policía Local, los vehículos mal aparcados y en doble fila se multaban más que en otras zonas de la ciudad.

Compartir el artículo

stats