Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monumento al galgo

Habiendo leído el libro El Canòdrom Balear. Una història del llebrer a Palma escrito por D. Manuel García Gargallo, me han venido recuerdos de mi infancia, cuando acompañaba a mi padre a las instalaciones del Canódromo Balear (1932-1999), hoy desaparecido destinado a zona verde, viendo correr a los perros de raza galgo por un circuito detrás de una liebre artificial o mecánica que nunca podían alcanzar. En una entrevista que realizaron al citado escritor, solicitaba la construcción de un monumento en dichos terrenos como homenaje al perro de raza galgo y en memoria de la gran cantidad de galgos que corrieron por el circuito del canódromo durante 67 años. Por lo que, agradecería al Ayuntamiento de Palma, propietario de los terrenos, tuviera en cuenta dicha solicitud, además de hacer algún tipo de inscripción en el monumento, que sirva de recuerdo para las futuras generaciones que usen y disfruten de este espacio destinado a zona verde, que en este lugar hubo unas instalaciones destinadas a un canódromo. 

Gabriel Comas Garí. Palma

Compartir el artículo

stats