Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

El incómodo rey emérito

Qué incómodo se ha vuelto, por mérito propio, el emérito. Juan Carlos I no debería haberse ido de España, pero ¿y si se hubiera quedado? En el confinamiento hubiera pasado desapercibido, pero luego... Si mientras estaba en Emiratos supimos que andaba con su amigote libanés Abderramán el Assir, traficante de armas, imagínese si hubiera quedado en Madrid donde hay corridas de toros, tabernas castizas y está todo abierto, haya pandemia o no. Cerca-lejos es más relativo de lo que explicaba «Barrio Sésamo». A veces, cuanto más te alejas más cerca se te ve. Cuanto más arriman Ucrania al Este más cerca de Occidente la sentimos.

Regresará el incómodo emérito ahora que la fiscalía ha archivado la investigación dejando claro que estafó al Estado, que le pagaba para que fuera su jefe, y que lo hizo protegido por una inviolabilidad pensada para que no lo violaran que él usó para violar. La conclusión es terrible: Juan Carlos no queda limpio y evidencia una cagada en la Constitución. Esta investigación que le aleja de ser un monarca emérito de España, al ser archivada, le acerca a Madrid, aunque aún no se sabe adónde. No lo quieren en la Zarzuela, pero tampoco lo pueden dejar en casa de Bertín Osborne, por más que sea de puertas abiertas. La casa de Cristina, descartada: vive en Suiza y aunque le queda cerca del banco, bastante tiene la infanta para ella. Elena no está para cuidar a un hombre mayor.

Juan Carlos ha de vivir en alguna instalación de Estado, pero con una dignidad, no va a ser en la vivienda del conserje de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, por más que tenga afición a salir en los billetes, poseerlos, regalarlos y depositarlos en el extranjero.

Propongo la Real fábrica de Tapices, que fundó Felipe V, el primer Borbón. ¡La monarquía queda tan bien en los tapices! Es un edificio neomudéjar cerca de todo, tiene parada de metro, pasa el circular y seguro que dispone de algún espacio que pueda ser habilitado para estancia real. Siempre sería un aliciente para las visitas guiadas ver pasar a lo lejos a su majestad camino de sus aposentos.

Compartir el artículo

stats