Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

Gran noticia, poco cambio

El mismo tren trajo dos buenas noticias: Donald Trump perdió las elecciones presidenciales estadounidenses y la empresa farmacéutica Pfizer tiene preparada una vacuna muy eficaz contra el Covid-19. Andamos con muchas ganas de alivio y entre la multitud de desgracias que trae cada día el tren de las noticias reconocimos estas dos buenas en el instante en que, agarradas al pasamanos, alzando el trolley y con un pie en el escalón, barrieron el andén con la mirada, esperando que alguien hubiera ido a recibirlas. La que está cayendo se desplomó al bajar del coche siguiente.

Acudimos a recibir las buenas noticias como se merecen, es decir, sabiendo que, en primera instancia, benefician a Joe Biden (que en un funcionamiento normal de la democracia ocupará la Casa Blanca en enero) y al primer ejecutivo y a la vicepresidenta de Pfizer (que sólo con el anuncio del nuevo medicamento han ganado, respectivamente, 4,7 y 1,5 millones de euros en bolsa). A ver cuánto produce el anuncio de la de Moderna.

Son buenas noticias porque perjudican, en distinto grado, a Donald Trump (un mal bicho) y al SARS-CoV-2 (un pedacito de ácido ribonucleico que no debería estar ahí).

En el resto de los vagones, la que está cayendo siguió dándose batacazos una y otra vez y seguirá haciéndolo porque una presidencia estadounidense sin Trump no cambiará a todos los que lo auparon y sostuvieron por necedad o por necesidad ni evitará que surjan réplicas enanas aquí o a allá mientras se mantengan las condiciones sociales, económicas, educativas y laborales que favorecen el éxito de esperpentos y la alternativa siga siendo que la normalidad, sincronizada al progreso tecnológico, ajustada al mercado y representada por personas muy educadas, empobrezca a millones de personas cada año sin nada que lo palie ni nadie que lo remedie porque en la lógica que estamos no se puede hacer otra cosa.

Las vacunas –que tanta gente no quiere poner si no la obligan– tampoco solucionarán en primavera esta pandemia que produce tanta muerte y complica tanto la vida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats