Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Boulevard

Matías Vallés

Cursach añorará a Penalva y Subirán, la nulidad ha fracasado

Cursach no parecía muy feliz el pasado domingo en su trono del Estadio Balear, los locales vencen apurados al Rayo Majadahonda. El magnate bramaba "a mí que me han acusado de asesinato", y preconizaba métodos quizás demasiado expeditivos a la hora de afrontar los problemas de España, en especial para alguien condenado por tenencia ilegal de armas.

No sé si Bárcenas (45 años) estará muy satisfecho con la expulsión de Baltasar Garzón de la carrera judicial. Consta que Francisco Correa (51 años) pidió ante la Audiencia Nacional "como ciudadano español el indulto de Baltasar Garzón, porque ha sido injustamente inhabilitado". Nunca he escrito una palabra a favor del juez Penalva ni del fiscal Subirán, a quienes Cursach acabará añorando, pero la persecución que sufren es la mayor mascarada con fondos públicos que he presenciado en cuarenta años de silla de pista de la corrupción mallorquina.

Ante la inversión en el esperpento, el único resultado aceptable era la nulidad total de las actuaciones, a juego con los nulos que las alentaban. Hasta en eso han fracasado, porque la fiscalía Anticorrupción de Madrid también ha salido respondona, y menos complaciente que la local. Ha desmontado el sainete policial y fiscal ¿Qué se hizo de la cacareada "organización criminal", de la "coacción a testigos" que se hizo? Y el acusador público tampoco ve "detención ilegal".

Y mientras tanto, se acumulan hasta tres autos de procesamiento de la mafia de la Policía Local y del caso Cursach. El juez Enrique Morell ha sorprendido a la afición, empezando por su seguro servidor, salvo que la lenidad fue garantizada por otros. Nada, a preparar dosieres sobre los jueces de la Audiencia. Si uno solo de ellos ha aparcado en doble fila, está perdido. Los magistrados agobiados por las nulidades y las acusaciones de parcialidad, pueden encontrar jurisprudencia en la sentencia del Supremo contra el procés, de algo había de servir. Allí se previene contra la "estrategia de demonización" de los tribunales.

Lo grave de todo lo anterior son los malos tiempos para Manix Mandiola en el Baleares. La propiedad no perdonará jamás a nuestro filósofo de cabecera que entregara la Copa del Rey alegando republicanismo. El técnico pendía de un hilo el pasado domingo, suerte del uno a cero. Habrá más oportunidades de liquidarlo. El humor alemán jamás entenderá al entrenador que nos dijo que "no puedo tomarme en serio a un presidente que ha confiado en alguien como yo".

¿Qué piensan las gobernantes de la izquierda balear de la prostitución de mujeres adultas? "Es una lacra denigrante, es intolerable, anula la dignidad de la mujer". ¿Qué piensan las gobernantes de la izquierda balear de la prostitución de adolescentes en centros bajo su tutela? "Es un problema complejo" (Silvia Cano en el Parlament). Es la misma frase que hubiera pronunciado un líder occidental en tiempos de Auschwitz.

Fina Santiago denunció en el Parlament la pasividad policial ante la desaparición de menores tuteladas, aunque a estas alturas ya ni se sabe qué dijo. Ignora que las fuerzas del orden están muy ocupadas denunciando a caricaturistas. Nuestra convocatoria de un levantamiento popular, contra la querella de los sindicatos de Policía al dibujante Toni Galmés, ha tenido el nulo eco previsible. Por culpa de esta atonía social, ahora estamos pagando a decenas de funcionarios judiciales, fiscales y policiales para que lean tebeos como si fueran palabra revelada.

En la Federación Hotelera no ha dolido tanto la sentencia a favor de la ecotasa como la factura a pagar en costas. Y el Supremo tampoco sale gratis. En el mismo sector, la Organización Mundial de Turismo quiere celebrar los otoños un Davos turístico en España. La única localización imaginable es Mallorca, por eso la ministra Reyes Maroto ya ha enfriado los ánimos al declarar que "creo que debe ser itinerante". O sea, a Canarias que nos vamos.

No es la única competición con el archipiélago rival. Recuerde dónde leyó antes que Martín Berasategui se instalaba en es Fogueró. Con ese precedente, Mallorca compite ahora duramente con Canarias por alojar la quinta sede del Coco Bongo nacido en Cancún. Les preocupa inmensamente el precio de la vivienda que consideran disparatado, el convenio de hostelería que consideran elevado y la ley de borracheras que consideran puritana. En la imagen que hoy nos ilustra, el personal de un comercio de la calle Fábrica llegará absolutamente descansado a la reapertura en abril. Vean Aguas oscuras, para entender esta página.

Reflexión dominical desvelada: "Los hipócritas no engañan a nadie".

Compartir el artículo

stats