Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impertinente Bruselas

El europeísmo de la ciudadanía europea no es un bien abundante, por lo que estaría bien que las instituciones europeas se cuidaran de fomentarlo en lugar de dificultarlo o de asolarlo cuando aparece.

Viene esto a cuento de una noticia que la prensa española recogía ayer: "Bruselas pide a España que reduzca el déficit de las pensiones. La Comisión defiende la reforma que aplazó el PP al pactar con el PNV". La información se publicaba el primero de mayo, mientras los sindicatos trataban de capitalizar la gran presión social que han ejercido los pensionistas para preservar su amenazado poder adquisitivo y que el 8 de marzo sorprendieron al país con numerosas y bien pobladas manifestaciones.

La impertinencia de la declaración comunitaria ha irritado, como es natural, a todos los pensionistas de este país. Es lógico que Bruselas vele por el déficit público español, pero estos burócratas bien alimentados con nuestros impuestos deberían saber que el equilibrio presupuestario también puede conseguirse manteniendo el poder adquisitivo de unas pensiones dignas. Si lo que pretenden es que identifiquemos la Unión Europea con la crisis, con la inclemencia de los recortes, con los abusos del capitalismo salvaje que provocaron la gran catástrofe, lo están logrando sin ninguna duda.

Compartir el artículo

stats