La pasta fresca es uno de los manjares italianos más famosos. Tan solo necesita dos ingredientes y es una receta sorprendentemente sencilla.

Consulta todos los pasos que te dejamos a continuación para conseguir una pasta fresca italiana casera.

Preparación

En primer lugar, para cinco raciones, necesitarás 500 gramos harina blanca muy refinada y 5 huevos. Cuando lo tengas listo, pon la harina en un bol para que sea más fácil trabajarla y haz un hueco en el centro sin que se vea el recipiente, en forma de cuenco. Allí es donde tendrás que verter los huevos.

Una vez dentro del cuenco que hemos formado con la harina, cogeremos un tenedor y empezaremos a batir los huevos hasta que quede una mezcla homogénea y poco a poco iremos mezclándola con la harina. Cuando la masa esté más densa, podremos empezar a utilizar las manos, siempre limpias.

Cuando toda la harina esté ligada con la mezcla, prepara una superficie limpia de la encimera y espolvorea algo de harina para comenzar a amasar. Trabaja la masa durante 10 minutos con las manos.

Cuando esté bien compacta, tendrás que dejarla descansar durante media hora. Cuando pase este tiempo, corta un trozo de la masa, dependiendo del espacio que tengas para ir haciendo la pasta por partes.

Con un rodillo, aplasta y alarga la masa hasta conseguir que quede muy fina, aproximadamente 0,5 milímetros. Cuando ya esté, corta la pasta del tamaño que más te guste, puedes hacer rectángulos para una lasaña o unos tagliatelle, incluso puedes rellenarla y hacer ravioli.

Así es como puedes hacer pasta fresca en casa Pexels

Para la pasta larga tipo tallarines o tagliatelle, tendrás que espolvorear algo de harina sobre la masa y doblarla sobre si misma varias veces o enrollarla. Cuando hagas los cortes, será más sencillo obtener el resultado que quieres. Cuando ya esté lista, desenróllala y déjala secar durante otra media hora.

Cocción

A la hora de hervir la pasta, dependerá mucho del grosor. Lo ideal es dejarla cocer durante unos 3 o 4 minutos y probarla para ver si está a nuestro gusto. Si es así, retírala del fuego, pero si le falta un poco añádele otro minuto y ve probando hasta que quede como te gusta.

Salsas para acompañar

Te dejamos algunas recetas para acompañar la pasta con salsas deliciosas.