María José Aparicio, la subdirectora de Educación y Formación Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT) confirmó hace unas semanas se reducirán los periodos de vigencia del carnet de conducir de las personas de más de 65 años.

Lo indicó durante una jornada de debate sobre los obstáculos que limitan la movilidad de las personas mayores y las necesidades de estas, celebradas en el marco de la Vial Week (Semana de la Seguridad Vial) organizada por la Fundación de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) en la sede de CEAPAT Imserso.

"El 30% de los fallecidos en accidentes de tráfico en la Unión Europea son mayores de 65 años. Un dato que se repite en todos los países y que alcanza el 50% cuando hablamos de fallecidos peatones o ciclistas.

En España, en 2019, el 28% de los fallecidos en accidente de tráfico eran mayores de 65 años. Estas cifras se van a agravar, si no hacemos nada, por el envejecimiento de la población", advirtió la subdirectora de la DGT.

Si hablamos de la pérdida de aptitudes psicofísicas y la revisión de la vigencia de los permisos, la subdirectora de Tráfico ha aclarado que la DGT pretende revisar todos los periodos de vigencia y no solo el de las personas mayores. "Sabemos que en el caso de las personas de una determinada edad tendremos que reducirlos", ha asegurado María José Aparicio, que ha defendido que "hay que proteger a las personas mayores, siempre fomentando la movilidad, seguridad y libertad".

El director de proyectos de Fesvial, José Ignacio Lijarcio, se refirió al 'Estudio Savima', sobre la salud vial de los conductores mayores. "Debe haber una promoción de la movilidad de los mayores, ya que no estamos hablando de una cuestión de edad, sino de salud", declaró.

"Ha cambiado la imagen de nuestros mayores. La esperanza de vida ha aumentado y los mayores de 65 se mueven de forma distinta. Además, no son nativos tecnológicos, pero nos tenemos que dirigir a ellos, por eso es importante el aprendizaje social y generacional. Tenemos que acompañarlos en esa transición, porque tienen que seguir aprendiendo", señaló.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la población mundial con más de 60 años alcanzará los 2.000 millones de personas en 2050, por lo que la UE estima que en 2040 el 27% de la población europea tendrá más de 65 años. El presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), Enrique Lorca, comentó que "después de la pandemia, personas de cierta edad que tenían el permiso y llevaban tiempo sin conducir, han querido volver a la autoescuela antes de ponerse al volante y reciclarse".

"Nos gusta poder mejorar su movilidad. Cumplimos años y podemos perder habilidades, destrezas, conocimientos, por eso desde CNAE somos partidarios de que, cada cierto tiempo y coincidiendo con la renovación del permiso de conducir, pudiera haber algún tipo de actualización, que sirviera para ayudar a las personas que han perdido conocimientos", manifestó.

Pérdida de facultades

El secretario general de la Asociación Española de Centros Médicos Psicoténicos (ASECEMP), Bonifacio Martín, mencionó que "la edad es un factor que influye notablemente en la pérdida de facultades; a más edad, más denegaciones y condiciones restrictivas".

Indicó que "la vista es el órgano de mayor relevancia en el aporte de información en la conducción y es también el que mayor cantidad de denegaciones y condiciones restrictivas aporta".

Martín comentó que "es frecuente la polémica de si debe haber o no una edad límite para conducir". "Lo que debe haber son unas condiciones psicofísicas adecuadas, si se reúnen se puede conducir y si no, no, cualquiera que sea la edad que se tenga.

De cara a la seguridad vial, lo importante es que se cumplan y que el centro de reconocimiento haga bien su trabajo y compruebe que el conductor tiene esas condiciones requeridas", defendió.

Señaló en los foros en los que ha participado, se ha reclamado la vuelta de los periodos de validez vigentes en el año 2009. "Sin éxito hasta el momento, aunque el director general de Tráfico ha hablado del tema hace unos días. Será un proceso lento, pero si no se empieza no se alcanza", zanjó.

Actualmente, la renovación del carnet de conducir (clase B) se realiza cada 10 años hasta que el conductor celebra su 65º cumpleaños, cuando debe llevar a cabo la revisión cada cinco años. En la primera década de los 2000, la validez era de 10 años hasta los 45 y, a partir de ese momento, se revisaba cada cinco años hasta los 70, cuando comenzaba el periodo de validez de dos años.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, en su comparecencia ante la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso, adelantó que los plazos y las pruebas psicofísicas en la renovación del carné de conducir de personas mayores se comprobarán. Más de cuatro millones de personas que superan los 65 años mantienen su permiso de conducir, lo que supone más de 15% del censo de conductores, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).