Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern gastará en 2023 más que nunca por el impulso inmobiliario y económico

El impuesto turístico se mantiene sin cambios pese a la exigencia de UP de elevarlo en verano

La intensa compraventa de viviendas eleva los ingresos del Govern. MANU MIELNIEZUK

El Ejecutivo balear va a poder gastar más dinero que nunca durante el próximo año gracias a la mejora en sus ingresos por dos vías. La reactivación económica durante el pasado año fue más potente de lo esperado, lo que dispara los ingresos procedentes del sistema de financiación autonómica, y el mercado inmobiliario mantiene una pujanza que hace que se eleven de forma muy notable las entradas de fondos a través del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Estos dos factores son la principal causa de que el techo de gasto no financiero para 2023 aprobado ayer en Consell de Govern se eleve hasta los 5.947,5 millones de euros, la cifra más alta alcanzada hasta ahora y que supone un crecimiento del 14,8% respecto al año anterior, y de un 77% si se compara con la de 2015. Según ha explicado este jueves la consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, el importe antes señalado podría elevarse algo más si durante la tramitación de los presupuestos para el próximo ejercicio se abren nuevas líneas de ayudas europeas a las que Balears pueda acceder.

Esos cerca de 6.000 millones no incluyen los gastos financieros (pago de deuda), que se deberán incorporar a los presupuestos generales autonómicos para el próximo ejercicio.

¿De dónde sale todo ese dinero? Casi dos terceras partes proceden del sistema de financiación autonómico, que para el próximo año aportará al archipiélago 3.350,5 millones de euros, con un incremento del 25,3% respecto a la partida que se consiguió para este año (677 millones más). Este impulso se explica en buena medida por la potente reactivación económica que se registró durante el pasado año, y que ahora beneficia a las islas. Hay que tener en cuenta también que la previsión del Ejecutivo autonómico, adelantada el pasado martes, es que el producto interior bruto del archipiélago crezca durante 2023 un 3,9%, casi el doble de la estimación del Gobierno central para el conjunto del país, de un 2,1%. Rosario Sánchez ha puesto en valor el porcentaje balear, alegando que es muy alto teniendo en cuenta que ya se ha entrado en una fase normalizada una vez superada la pandemia.

Evolucion del techo de gasto de Baleares Fuente: Govern Balear / Diario de Mallorca: B. Bonal

La segunda inyección de fondos para 2023 es la que procede de los impuestos cedidos por el Estado, y muy especialmente el de transmisiones patrimoniales, que se paga cuando se adquiere un inmueble de segunda mano. La fortaleza que el mercado inmobiliario balear muestra hace que se asignen a este apartado 1.203,8 millones de euros, con un incremento del 30,2% frente a la cantidad del presente ejercicio (278 millones de euros más).

Los ingresos por la vía de los impuestos propios (el de estancias turísticas y el canon del agua) muestran un ligero descenso del 0,6%, y se sitúan para el próximo ejercicio en los 225,8 millones. En este punto hay un aspecto a destacar, y es que la consellera de Hacienda reconoció que en relación al impuesto turístico no se ha estimado un aumento adicional de su recaudación porque no está previsto cambiarlo, cuando desde Unidas Podemos se ha reclamado su incremento durante los meses punta de julio y agosto.

En el caso de las tasas y otros ingresos, bajan un 8,2% y se quedan en los 75,7 millones.

Otras aportaciones, como los fondos europeos o el factor de insularidad, se rebajan un 22,8% y se cifran en 590,8 millones, aunque esta bajada se debe a la distorsión que genera la entrada durante este año de una parte del IVA que el exministro Cristóbal Montoro había recortado a las autonomías.

La consellera Sánchez ha recordado que el techo de gasto pasará ahora por el Parlament para su debate y aprobación, para a partir de ahí diseñar los presupuestos autonómicos para el próximo año.

La titular de Hacienda ha destacado que con este aumento del techo de gasto se va a poder poner en marcha el escudo social diseñado para proteger a las familias de las islas del incremento de los precios durante el invierno.

Una vez conocidas estas cifras, el portavoz del PP en la Cámara balear, Toni Costa, ha acusado al Govern de entrar «en una deriva peligrosa», al planificar «un aumento del gasto insostenible» a cambio de «seguir exprimiendo a las rentas medias».

Costa ha añadido que la presidenta Francina Armengol «lo fía todo a disparar el gasto, cuando tenía margen para bajar los impuestos a las rentas medias en 200 millones de euros, como hemos propuesto desde el PP», al tiempo que se diseña un escudo social y se reduce la deuda autonómica.

Compartir el artículo

stats