Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La retirada del patrocinio al Real Mallorca de Cort abre un nuevo conflicto en el Consell

El portavoz municipal, Alberto Jarabo, ha explicado que desde el momento en que se desvincula de promoción turística no tiene ningún compromiso - La institución insular deberá buscar el dinero para completar los 1,8 millones comprometidos con los rojillos

RCD Mallorca

Nuevo revés para la presidenta del Consell, Catalina Cladera. La riterada del ayuntamiento de Palma del patrocinio al Real Mallorca, que debía hacerse entre Consell, Govern y Cort, obligará a la institución insular a buscar nuevas vías de financiación para completar los 1,8 millones comprometidos con el equipo bermellón. Fuentes del Consell apuntaron ayer que no comentan las resoluciones de otras instituciones y desconocían como se solucionaría el problema creado.

Un día después de que se solucionaría la crisis vivida durante dos meses en el Consell de Mallorca, con la aprobación de dos modificaciones de crédito para impulsar los valores deportivos utilizando los votos de la oposición, en Cort saltaba la sorpresa. El Ayuntamiento de Palma se desvincula del patrocinio aprobado por el Consell al Real Mallorca. El portavoz del equipo de gobierno de Cort, Alberto Jarabo fue tajante ayer al afirmar que desde el momento en que la cantidad de 250.000 euros más IVA, que debía aportar el Ayuntamiento a través de su participación en la Fundació Mallorca Turisme se desvincula de la promoción turística, la administración municipal ya no tiene ningún compromiso con la entidad deportiva.

El portavoz de Cort explicó que la participación municipal se hacía a su vez a través de la Fundació Turisme Palma de Mallorca 365, entidad público privada que solo tiene como objeto la promoción turística por lo que, una vez que la aportación a la entidad deportiva se ha desvinculado de la promoción «ya no tiene ningún sentido mantener esta subvención»

Alberto Jarabo aclaró también que el equipo de gobierno no tiene previsto modificar ninguna partida presupuestaria del actual presupuesto ni del próximo año con el fin de incorporar una cantidad equivalente para el Real Mallorca que supla a la prevista inicialmente, como sí ha anunciado el Govern.

El baile de cifras

El Consell se comprometió con el Mallorca a aportarle un total de 1,8 millones de euros como patrocinio de promoción turística y poner a Son Moix el nombre de Visit Mallorca Estadi. Era a través de la Fundació Mallorca Turisme, entidad vinculada al Consell, que se aprobó el patrocinio y ello desencadenó la primera crisis en la institución al plantarse sus socios de Més y Podemos contra este acuerdo. Consell debía aportar 750.000 euros, el Govern 500.000 y Cort unos 250.000 euros. Todo ello suma la cantidad de 1,5 millones, que con el IVA se llega a los 1,8 millones prometidos por el Consell al Real Mallorca.

Después de una reunión de nueve horas para evitar la ruptura total del Pacto en el Consell se decidió cambiar el objeto del patrocinio. Se suspendía la promoción turística y se apostaba por un patrocio para fomentar los valores deportivos. Lo que ocurría es que el dinero inicial era finalista y solo podía utilizarse para promocionar el turismo en Mallorca. Consell y Govern lo arreglaron sacando dinero de otras partidas, modificando créditos en la institución insular y de la conselleria de Hacienda en el Ejecutivo.

Catalina Cladera apuntaba hace unas semanas, cuando se decidió pasar de promoción turística a deportiva el patrocinio, que ya habían hablado con Govern y Cort y no habría problemas para que ambas instituciones siguieran aportando las cantidades antes mencionadas al patrocinio. La presidenta insular apuntó que había hablado de ello con ambas instituciones. Asimismo, el alcalde Palma, el socialista José Hila, afirmaba lo mismo la pasada semana en declaraciones a IB3. Hila aseguraba que el ayuntamiento participaría.

Evitar crisis en Cort

El cambio de opinión del alcalde Hila y la desvinculación del patrocinio al Real Mallorca se debe a que han optado a evitar la casi segura crisis en el Pacto del ayuntamiento de Palma. En el caso de que se hubiera seguido apoyando al Consell en este asunto, estaban casi aseguradas desavenencias importantes entre el PSIB y sus socios de Més y Podemos en Cort.

El secretario de organización de Podemos, Alejandro López, ayer durante su intervención en el Parlament aportó un aspecto nuevo que se desconocía hasta el momento. En las negociaciones entre los tres partidos para atajar la profunda crisis ya se desvinculó al ayuntamiento de este asunto.

El diputado de Més per Menorca, Josep Castells, criticaba que para él el patrocinio al Mallorca "era despilfarro de dinero público".

Compartir el artículo

stats