Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cladera planta a sus socios y Més abre la puerta a la ruptura del Pacto

La presidenta socialista del Consell rectifica y convoca para este jueves a los ecosoberanistas y Podemos tras no presentarse ayer - El partido de Apesteguia y Alzamora exigirá la revocación total del acuerdo y repartir 1,8 millones entre los clubes deportivos de la isla

Bel Busquets, Catalina Cladera y Aurora Ribot, líderes del Pacto en el Consell, tras firmar los Acuerdos de Raixa. EUROPA PRESS

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, plantó ayer a los socios de Més per Mallorca y Podemos en la reunión concertada de urgencia para buscar una solución a la crisis que vive el Pacto a raíz de la ocultación del acuerdo publicitario con el Real Mallorca. Esta decisión generó «decepción» y duras críticas entre sus socios, que reaccionaron levantándose de la mesa y abandonando el Palau Reial.

La socialista tuvo que rectificar a primera hora de la tarde y, a través de su cuenta de Twitter -a los partidos se lo comunicó a través de un e-mail-, convocó para este jueves una reunión con las vicepresidentas de la institución y «quienes consideren oportuno de sus formaciones» para tratar el acuerdo de la Fundació Mallorca Turisme. Y añadió: «Con la máxima transparencia y lealtad al pacto del Consell». 

Estas últimas palabras no sentaron nada bien entre militantes y dirigentes de Més y Podemos porque precisamente las críticas de ambos partidos han ido dirigidas a la poca transparencia de su socio mayoritario respecto al convenio con el club. Fuentes del Pacto explican que en ningún momento pensaron que se ausentaría de la reunión porque se trata de un tema «muy importante» y confiesan que esto «lo cambia todo» ya que significa una pérdida «total» de confianza con la socialista: «Ahora mismo está totalmente rota».

El coordinador general de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, respondió a la líder del PSOE con un mensaje de gran simbología: «Quousque tandem?». La frase que utiliza en realidad es más larga -Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? (¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?)- y fue proferida por Cicerón ante el Senado romano cuando desveló la estrategia que preparaba el político Lucio Sergio Catilina para hacerse con el poder absoluto, lo que le permitió hacer pública la conspiración. Un alto cargo del Govern, tras leer el mensaje, también ironizaba sobre el asunto: «¿Roma no paga a traidores?».

A la salida del Palau Reial, sede del Consell y lugar elegido para el encuentro, el secretario general de Més, Jaume Alzamora, compareció junto a la vicepresidenta del Consell y compañera de partido, Bel Busquets, para lamentar la decisión de Cladera: «Es la máxima responsable de la institución de la que formamos parte y queríamos que nos diera las explicaciones oportunas». En ese sentido, insistió en que el objetivo de su partido es que el contrato se revise y «no se pueda tirar adelante». 

Podemos apunta a los hoteleros

Por su parte, la líder de Podemos y vicepresidenta del Consell, Aurora Ribot, reitera que su petición al PSIB sigue siendo dar marcha atrás al acuerdo del patrocinio aprobado con la oposición porque «este modelo de promoción turística, el de la federación hotelera, no debe ser el de la institución. Mallorca tiene otras prioridades, necesitamos un modelo sostenible y diversificado».

Asimismo, denuncian que el acuerdo de la Fundación Mallorca Turisme supone financiar con dinero público «una campaña encubierta» de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca.

El portavoz del PSIB, Andreu Alcover, declara que habían interpretado que era mayor la urgencia de la reunión que la presencia de la presidenta: «Nos equivocamos y cuadraremos agendas, porque es un problema para el Pacto y tenemos que resolverlo». Así, defiende que los socialistas están abiertos a «hablar de cualquier escenario», aunque asevera que la cancelación del contrato «no debe ser» uno de ellos porque «no estamos en discusión» sobre las políticas turísticas: «Los socios sostienen legítimamente que atraerá más turismo de sol y playa, mientras que nosotros creemos que serviría para ligar Mallorca y el deporte».

Preguntado por si Mallorca necesita más turismo, replica que «en julio y agosto no», pero incide en que el objetivo es que vengan en abril o mayo para realizar deporte en la isla: «No vendrán en julio o agosto a hacer deporte, por ello pensamos que es una buena campaña para desestacionalizar». Además, reivindica que existen informes que «justifican» los 1,8 millones firmados y argumenta que en otras Comunidades Autónomas se están firmando «campañas inferiores en impacto y superiores en el precio».

Més abre la puerta a la ruptura

Este nuevo capítulo de la crisis en el Consell ha incendiado a las bases y a la dirección de Més per Mallorca. Para los ecosoberanistas, el último movimiento de Cladera supone un cambio «radical» de las relaciones políticas y sienten que se les ha faltado al respeto al tratarlos de esta forma: «Esto nunca había pasado dentro de un pacto, se creen que tienen todo el poder y olvidan que sin nuestros votos no podrían gobernar».

Por ello, ya han planteado de forma directa la posible salida del equipo de gobierno del Consell y ayer se reunió la directiva para plantear la cita del jueves. Las exigencias del partido serán claras e inamovibles: revocación total del contrato con el Mallorca y repartir los 1,8 millones de euros entre todos los clubes deportivos de la isla. En caso de que los socialistas se nieguen, tomarán «medidas drásticas» y darán voz a los militantes para que decidan si salen o no del gobierno, a no ser que la contraprestación que ofrezcan sea «muy grande». Este lunes ya se dieron cita para preparar la negociación, pero el desplante cambia «totalmente» la forma de afrontar la semana.

En los últimos días tanto Apesteguia como Alzamora han enviado sendos ultimátums a Cladera, que en este punto de las relaciones adquieren una relevancia mayor. El primero avisó al decir que «o se gobierna con nosotros o se gobierna con el PP. Que elijan y todos actuaremos en consecuencia». El segundo, a través de un artículo de opinión en este diario, argumentaba que el voto del PSIB junto a la derecha fue un error y que la situación «se tiene que reconducir o no tiene sentido seguir con el pacto».

Compartir el artículo

stats