Así es el hotel Barceló Aguamarina de Mallorca visto desde el objetivo de Manolo Yllera

El fotógrafo especializado en diseño y arquitectura retrata el establecimiento de Cala Ferrera tras su reforma integral

En el Barceló Aguamarina se han invertido más de 20 millones de euros.

En el Barceló Aguamarina se han invertido más de 20 millones de euros. / EDUARDO MCONDE

Myriam B. Moneo

Myriam B. Moneo

El nuevo Barceló Aguamarina, ubicado en Cala Ferrera, gestionado por la cadena mallorquina, Barceló Hotel Group, ha reabierto este verano tras una reforma integral en la que se han invertido 20,5 millones de euros. El establecimiento, propiedad de Hotel Investment Partners (HIP), la división hotelera del fondo Blackstone, y que ha subido a categoría de 4 estrellas, luce un moderno diseño funcional y vanguardista, en el que el interiorismo rinde homenaje a los colores, las texturas y la artesanía de la isla, destaca la compañía, que para festejar esta renovación ha escogido al fotógrafo Manolo Yllera, especializado en arquitectura y diseño.

El hotel de 417 habitaciones abrió sus puertas por primera vez en 1974 / MANOLO YLLERA

El hotel de 417 habitaciones abrió sus puertas por primera vez en 1974 / MANOLO YLLERA

Yllera, reconocido por su habilidad para captar la esencia arquitectónica en cada espacio y potenciar las composiciones que cuentan historias, ha captado las instantáneas que comparte Barceló de un hotel que abrió sus puertas por primera vez en 1974.

El fotógrafo ha colaborado con figuras del diseño de interiores, arquitectónico o de moda, como la diseñadora Kelly Wearstler o el arquitecto Peter Marino, con el que ha realizado la Maison Chanel en París, entre otras, y en el panorama nacional con Lorenzo Castillo, Pepe Leal, Patricia Bustos o Jean Porsche.

El diseño del establecimiento combina tonalidades frías con tonos cálidos / MANOLO  YLLERA

El diseño del establecimiento combina tonalidades frías con tonos cálidos / MANOLO YLLERA

El diseño del Aguamarina combina tonalidades frías de pantone aguamarina, que referencian los turquesas del mar, con tonos cálidos que varían del naranja al rojo en un símil a sus amaneceres y atardeceres. También destacan las siluetas sinuosas y orgánicas en lámparas, mobiliario y detalles decorativos, junto con la artesanía y la tradición local presente en los estampados de estilo Ikat y en las cerámicas que decoran los diferentes rincones del hotel.  

Yllera capta los nuevos espacios del recién estrenado hotel de Cala Ferrera.

Yllera capta los nuevos espacios del recién estrenado hotel de Cala Ferrera.