Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercapalma recibe la mitad de camiones por el boicot del transporte

Las protestas de los camioneros en la península ralentizan la llegada de mercancías no perecederas a los puertos de Barcelona y Valencia sin afectar al abastecimiento del archipiélago - Preocupa el paro anunciando en Balears para el día 28

Desde Mercapalma se garantiza que el abastecimiento está garantizado porque las empresas han estado preparando.

Los efectos de la huelga de transportistas en la península que este jueves ha cumplido su cuarto día no están afectando al abastecimiento del archipiélago, más allá de algún producto puntual, como el aceite de girasol por la guerra en Ucrania. El boicot de los camioneros que protestan por la subida de los carburantes está provocando que a Mercapalma lleguen la mitad de camiones, principalmente con pescado, frutas y hortalizas, situación que «no nos tiene que preocupar», subraya el director gerente del centro logístico balear, Jeroni Barbón.

Otra cosa es el paro anunciado por los transportistas de mercancías del archipiélago, convocado con carácter indefinido a partir del día 28, que si llegara a producirse sí provocaría una situación crítica. Y también si se recrudecen las protestas en la península. Se espera que antes de esa fecha tanto el Gobierno central y el autonómico hayan logrado reconducir el conflicto

La situación en Mallorca evoluciona día a día y es un reflejo de los ánimos caldeados de los huelguistas que tanto en Galicia como el resto de la cornisa cantábrica o en Barcelona, Valencia y la comunidad andaluza ralentizan la llegada de mercancías por la acción de los piquetes. La afectación en el caso de Balears tiene que ver con los productos no perecederos, como materiales de construcción o fertilizantes, por ejemplo. Desde la naviera Trasmed, su director comercial, Miguel Pardo, acusa un descenso del 20 % de mercancías desde el puerto de Barcelona y entre un 40-50 % en el de Valencia, donde hay más transporte subcontratado. 

«Llega menos calabacines y berenjenas, pero no son imprescindibles para vivir

Jeroni Barbón - Director gerente de Mercapalma

decoration

«Llega menos calabacines y berenjenas», explica Barbón, porque vienen de Levante, Murcia o Andalucía, donde las protestas de los transportistas y la acción de los piquetes dificultan el traslado de productos a los puertos. «No son imprescindibles para vivir», ironiza, y hace un llamamiento a la tranquilidad, igual que los representante de grandes superficies y supermercados, y a evitar acopios extraordinarios. 

El abastecimiento en Balears está cubierto y funciona «con total normalidad». Ayer llegó género, dice el director gerente de Mercapalma. Las empresas se han ido preparando ante la situación que se preveía «con cierto aprovisionamiento», a sabiendas de que se les podrían alterar los productos. Por su parte, grandes cadenas y supermercados se abastecen de género seco (pastas, conservas, aceites, etc.) «por su cuenta», acota Barbón.Ladillo

Tomate de surtido local

Para muestra un botón. En Carrefour «no se nota para nada» la huelga y la situación tampoco es «crítica». El responsable institucional de la gran superficie en Balears, Antonio Canals, corrobora que el efecto de las protestas en la península «depende de la plataforma que te suministra» el género y por ello hay provincias «más bloqueadas que otras», apuntando a las andaluzas.

La falta de aceite de girasol seguirá por la guerra en Ucrania, que también afecta a la harina, pero se sustituye por otros proveedores, continúa Canals. Y por la huelga no están llegando tomates: «Deben estar bloqueados, pero nos abastecen productores locales». Eso sí, hay menos surtido.

Con el resto de productos hay normalidad. «El problema —enfatiza el representante de Carrefour— ha sido el acopio» por infundido temor, reproduciéndose «la psicosis» del principio de la pandemia. Ese proceder de los consumidores supone que «los proveedores se tienen que poner al día».

Desde Mercadona, Ana Munar, responsable de Comunicación en Balears y Canarias, insiste en el mismo sentido. El paro de los camioneros está acotado a la España peninsular. Alude a las declaraciones del presidente ejecutivo de la compañía, Juan Roig, de esta semana sobre el exceso de acopio de aceite de girasol e incluso de oliva. Roig pedía calma a los compradores.

En el mismo sentido se expresan desde El Corte Inglés. Más allá del desabastecimiento «puntual» del aceite de girasol, no hay carestía de productos, salvo algún retraso con mercaderías de confección, tecnología o deportes, lo que no provoca que los lineales de los grandes almacenes luzcan vacíos. Los productos siguen llegando, si bien de forma «más pausada» y en el caso de los pedidos por internet, es necesario tener «más paciencia» dependiendo de qué lugar en la península vaya a venir la mercancía.

«No podremos con todo»

En el puerto de Barcelona además de los piquetes informativos había ayer gran presencia de las Fuerzas de Seguridad y policía portuaria. «Paran a los camiones y solo hay pequeños incidentes», relataba Miguel Pardo. «Otra cosa son los polígonos y las zonas francas», con mayor bloqueo en el paso de camiones, añade el director comercial de Trasmed. Si la situación no se resuelve, «a medio o largo plazo» se notará en los productos perecederos en Balears.

«No podemos estar así doce días» cuestiona Miguel Pardo, director comercial de Trasmed

decoration

«No podemos estar así doce días», cuestiona el portavoz de la naviera en referencia a que el Gobierno Sánchez posponga hasta el día 29 de marzo la rebaja de la gasolina, la luz y el gas, con el decreto que se prevé aprobar. Mientras, se acumulan las mercaderías pendientes de llegar al archipiélago. «Si trabajamos al 50% no lo recuperaremos para Semana Santa». Pardo advierte que cuando termine la huelga «habrá muchas prisas y no podremos con todo».

Barbón confía en que antes del día 28 se desconvoque el paro de los transportistas en Balears. «Esperemos que no llegue, hay tiempo» para que autoridades y convocantes lo resuelvan. Recuerda que por ley no puede haber piquetes que afecten a los productos perecederos, es motivo de sanción.

Compartir el artículo

stats