Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell manda a Soler al grupo mixto tras su expulsión de El Pi

La dirección regionalista no está de acuerdo y considera que debería ser no adscrito y sin asignación

El pleno del Consell de Mallorca de hoy ratificará el envío de Pere Soler, el conseller díscolo expulsado de El Pi al derrocar a la portavoz Xisca Mora, al grupo mixto. Lo que ocurre es que la dirección del partido regionalista, que comanda Tolo Gili, no está de acuerdo con esta decisión de los servicios jurídicos del Consell. Consideran que Soler ha sido expulsado de la formación por la que se presentó y, por consiguiente, debería ser considerado como tránsfuga y quedar como conseller no adscrito.

La diferencia es importante, ya que si está en el grupo mixto podrá intervenir en los plenos y en las comisiones y además tendrá asignación como grupo insular. Mientras que los no adscritos no pueden intervenir ni tampoco cuentan con la asignación institucional.

Por otra parte, ayer se produjo una reunión entre Xisca Mora y la consellera Bel Febrer. Esta última también se rebeló contra el partido junto a Soler, pero el comité de disciplina consideró que su rebelión no era tan grave como la de Soler y solo la suspendió de militancia. Ello le permite seguir en el grupo de consellers de El Pi al no ser expulsada.

El encuentro entre Febrer y Mora fue fructífero y en principio Febrer aseguró a este periódico que tiene intención de quedarse en el grupo de El Pi. Mora, según ha podido saber este periódico, le extendió la mano para trabajar de forma conjunta y repartirse las intervenciones en los plenos.

Se da el caso de que si Febrer decidiera marcharse del grupo de consellers de El Pi quedaría como consellera no adscrita y provocaría que Mora tuviera que pasar al grupo mixto junto a su enemigo Pere Soler.

Compartir el artículo

stats