Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boulevard

Houellebecq predice un atentado con 500 muertos en Baleares

De los creadores de ‘Los Abusos a Menores Tuteladas son Casos Aislados’, ahora llega ‘La Mafia de Abusos a Menores Tuteladas que las Comunidades Intentan Tapar a Toda Costa’

Unidos ya solo en el banquillo, es la Infanta quien ha de preocuparse de las potenciales revelaciones de Urdangarin y no viceversa. B. RAMON

No subestimemos a una sociedad que consigue enfrentarse sobre la consideración que merecen las vacas. Desde la Francia vecina, Michel Houellebecq no solo es el único novelista capaz de vender 75 mil ejemplares en dos días de las ochocientas páginas de anéantir o aniquilar. El escritor satírico destaca sobre todo por su capacidad profética. Los acontecimientos que describe en sus libros acaban ocurriendo, lo cual nos afecta porque ha colocado a Balears en el vértice del mal. Literal y gráficamente, en un mapa incluido en el volumen que nos señala.

Houellebecq predice un atentado con 500 muertos durante 2027 en Balears, que se convertiría en el más dantesco de la historia de Europa. La acción terrorista se fundamentaría en torpedear un barco repleto de emigrantes procedentes de Argelia, «hundido en aguas de Balears, y más exactamente a una treintena de millas marinas al este del estrecho canal que separa a Eivissa de Formentera». El medio millar de víctimas mortales «es solo una aproximación».

En anéantir se detalla por primera vez a gran escala la vía de inmigración ilegal hacia Mallorca. «Las pateras habían renunciado a llegar a Sicilia», ante la acción «de la marina de guerra italiana». Por tanto, los pasadores «se habían reagrupado alrededor de Orán, en la zona controlada por los yihadistas argelinos, e intentaban alcanzar la costa española». El novelista remata que «el Gobierno socialista les brindaba una buena acogida».

Así habría llegado el atentado masivo en Balears, ejecutado por una coalición de nazis y ecologistas. Según se ve, Houellebecq domina el problema existencial que afronta Mallorca con mayor soltura que el Govern y el Gobierno. Mientras los políticos mallorquines procrastinan en ferias turísticas autocompasivas, el novelista superventas pone el dedo en la llaga de la isla. Tendremos que decidir si anéantir supone la misma publicidad de Mallorca que los veraneos en Marivent de una Familia Real también torpedeada y hundida por la corrupción.

Siéntate a las puertas de tu casa y verás pasar las contradicciones de tu enemigo. He recibido un WhatsApp de mi pasado, en el que me refrescaba tantos insultos recibidos por la evidencia de que en el seno del Consell de Mallorca anidaba el tráfico sexual de menores. En cuanto Madrid se suma al escándalo, los socialistas feministas que insultaron a las víctimas mallorquinas cambian de discurso. Porque de los creadores de ‘Los Abusos a Menores Tuteladas son Casos Aislados’, ahora llega una superproducción espectacular, ‘La Mafia de Abusos a Menores Tuteladas que las Comunidades Intentan Tapar a Toda Costa’.

Noemí Pereda es la doctora en psicología y profesora de Victimología en la Universitat de Barcelona que encabezó la comisión de teóricos expertos montada por el Consell para concluir en «casos aislados», que una consellera socialista que sigue en el cargo rebajó a «cosas que pasan». Feminismo a raudales. Pues bien, Pereda insiste esta semana en la «mafia» que Mallorca soslayaba, la cita en una de cada dos palabras. Y agrega que «las comunidades intentan taparlo a toda costa». Recuerde, si ocurre en Madrid es culpa de Díaz Ayuso. Si sucede en Palma, las responsables son las menores.

El restaurante Kokomo Surf Café, situado a pie de playa en Cala Major, atrajo a Felipe VI gracias a la cocina de Giulia Tulli y su pareja, Matteo Trecca. Antes habían triunfado en El Gioviale de Formentera, gracias a su fabulosa y auténtica carbonara sin leche pero con guanciale, huevo, pimienta y parmesano. Pues bien, la pareja se ha trasladado al barrio de Santa Catalina como casi todo el mundo, y allí llenan a rabiar su nuevo restaurante esperando al Rey.

La mención regia nos conduce obligatoriamente a la imagen de B.Ramon que hoy nos ilustra, con la pareja abierta de los depuestos Duques de Palma durante su procesamiento en la Audiencia de Palma. Todas las personas que conozco han recibido y se han solazado con el tuit «La Infanta Cristina pidiendo repetir el juicio a Urdangarin, que ahora se acuerda de todo...» Vale, pero es justo al revés. La Zarzuela puede temblar ante el desquite de un balonmanista que ha purgado sus condenas y las de otras.

Empecé en esto en los ochenta con Marta Sierra, vivaz, entrometida, inquisitiva, fulgurante, dialéctica, capitana de la movida, siempre optimista, capaz de tomarse en serio hasta el jurado del Pop-Rock. Había un periodismo, entonces.

Reflexión dominical pudorosa: «Le sorprendió completamente desnudo, pero por fortuna él corrió a ponerse la mascarilla».

Compartir el artículo

stats