Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La covid es una gripe multiplicada por diez

La incidencia gripal en Balears fue de 16.020 casos en 2019, que vienen decuplicados por los 165 mil contagiados de coronavirus hasta la fecha, y que son superados en solo cuatro días de la sexta ola

Ciudadanos con mascarilla en la calle Sindicat de Palma. B. Ramon

La covid fue despachada como una gripe antes de su desembarco masivo en marzo de 2020, y mediante la ‘gripalización’ se pretende que la despedida de la pandemia también la vea reducida a la misma enfermedad que le dio la bienvenida. Los médicos insisten en que las afecciones gripales no son desdeñables en número ni en gravedad y, por tratarse de una enfermedad de declaración obligatoria, está sometida a un recuento anual de casos. Al comparar la incidencia de ambas dolencias virales en Baleares, se observa que el coronavirus provoca una gripe multiplicada por diez.

Balears registró oficialmente 16.020 casos de gripe en 2019, el último ejercicio previo al estallido de la covid y según los datos oficiales del servicio de epidemiología del Govern. La suma actual de contagios del coronavirus ha alcanzado los 170 mil en menos de dos años, multiplicando prácticamente por diez la incidencia gripal en la comunidad en un ejercicio. Ni siquiera se precisa corregir hasta el promedio anual para concluir que, en la configuración actual de la sexta ola de la pandemia, las diferencias en la implantación son abismales.

Sumando los cuatro días de mayor impacto de la covid en enero, se superan los 16 mil enfermos de gripe detectados por Atención Primaria en todo 2019. De mantenerse la tónica imperante ahora mismo, solo en este mes se multiplicarán por diez los contagios de gripe acumulados en 2019. Pese a la obligatoriedad de contabilizar los casos, los registros gripales no son exhaustivos. Sin embargo, la incidencia de la covid también necesitaría una corrección al alza, dada la presencia creciente de infecciones leves que no son referidas a un sistema de recogida de datos asfixiado más allá de la saturación.

Casos de gripe en las Baleares, años 2010-2019

Casos de gripe en las Baleares, años 2010-2019 DM

La tasa de prevalencia de la gripe en 2019 ascendió en Balears a 1.394 casos por cada cien mil habitantes durante todo el año. Esa incidencia supone una afectación viral por debajo del dos por ciento anual de la población. En dos años se ha contagiado oficialmente de la covid el catorce por ciento de la población del archipiélago, aunque el dato real sea más elevado. Por otra parte, se avanzan hipótesis de que el virus ataque a la mitad de los residentes, aunque esa progresión no se haya registrado ni de lejos en la cuna sudafricana de la variante ómicron. También el Reino Unido, que absorbió el impacto inicial, parece haber comenzado a doblegar la curva. En tal caso, la pandemia vigente multiplicaría en un factor de veinte o treinta al castigo anual de los virus gripales.

Para reafirmar que la pandemia es una gripe a lo grande, 2019 no supone una anomalía en el decurso de la enfermedad de trazo invernal. Los casos registrados fueron más numerosos en 2018, donde se anotaron 19.756 enfermos en Balears, pero se mantiene la comparación favorable a la covid en cuanto al impacto. De hecho, en 2017 se contabilizaron 10.341 casos gripales, con lo que se acentúa el desfase entre las dos enfermedades que se pretende identificar.

El coronavirus aplastó a la gripe en el invierno de 2020-21, y la máxima anotación de afecciones gripales en la historia reciente se produjo en 2009, con 29.000 contagios. Aunque se triplicaban las cifras anuales más modestas, ese recuento se resuelve en una semana de covid. El invierno que se mostró más respetuoso con Baleares corresponde a 2010, con una discreta cifra de 6.772 casos. Equivalen a menos de dos días en la galopada de la covid.

El avance irresistible de la variante ómicron suele contrapesarse con los efectos más leves que provoca. Este balance no es unánime, porque los especialistas israelíes no se han pronunciado categóricamente al respecto. Sobre todo, los indicadores más benévolos son correctos por comparación con las oleadas precedentes de la pandemia en curso, pero muy difíciles de igualar a una simple gripe. En uno de los estudios más importantes de «Evaluación comparativa de manifestaciones clínicas y riesgo de muerte de pacientes hospitalizados con covid-19 y gripe», realizado en Estados Unidos con 16.000 pacientes y publicado en el British Medical Journal, el causante de la influenza es un aprendiz frente a la virulencia de su supuesto imitador.

Compartir el artículo

stats