Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La covid vuelve a las residencias de ancianos con 134 usuarios infectados

De toda la gente mayor contagiada, tan solo 16 personas habrían requerido hospitalización

residencia de ancianos

De la vorágine de nuevos casos de covid-19 que está provocando la variante ómicron no se han sustraído las residencias de ancianos que ayer mismo acumulaban 134 usuarios positivos así como otros 189 trabajadores de estos centros contagiados.

No obstante, a diferencia de anteriores episodios de esta pandemia, la mortandad y las hospitalizaciones de estas personas mayores son ahora testimoniales. Con los datos facilitados ayer por Salud, tan solo 16 de estos 134 usuarios residenciales afectados estarían hospitalizados por precaución o por su excesiva fragilidad. Y todos ellos en Mallorca. El resto de ancianos estarían pasando el contagio con sintomatología leve en las propias residencias o en sus domicilios.

Estas cifras de contagios con una variante tan contagiosa en circulación no deberían extrañar habida cuenta de que ayer se informó de 4.198 nuevos positivos, 979 más que la víspera y una cifra inusualmente alta para ser comunicada un lunes y, por tanto, que reflejaría las PCR positivas detectadas el domingo, jornada festiva en la que se suelen notificar menos contagios.

La presión asistencial sigue creciendo poco a poco aunque inexorablemente. Ayer había un total de 381 pacientes hospitalizados, 302 en planta (diez más que la jornada anterior) y 79 en UCI (uno más).

En este sentido, la consellera de Salud, Patricia Gómez, minimizó las denuncias del sindicato médico de que las UCI de Balears están saturadas y contrapuso que frente a los 79 pacientes ingresados ayer en camas de críticos con covid-19, esta comunidad autónoma tenía la capacidad de montar hasta 340 camas de UCI. «Aumentaremos las camas en la medida en que sea necesario», se comprometió.

Una promesa que quizá será difícil de cumplir con el elevado parte de bajas laborales entre los profesionales sanitarios que trabajan en el archipiélago. Ayer había un total de 759 empleados inhábiles, 613 de ellos contagiados y el resto en vigilancia.

Por último, también se informó de un nuevo fallecimiento, el número 1.074 desde el inicio de la crisis, y que correspondía a un varón de 90 años fallecido en Menorca el pasado día 8 de enero.

Compartir el artículo

stats