Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia impulsa un 15% las compras ‘online’ en Baleares

La ropa y los accesorios acaparan el 67% de los productos que se adquieren por internet, según los datos de la última encuesta de Gadeso

La covid ha cambiado las tendencias de consumo en Balears. | GETTY IMAGES

La pandemia del coronavirus ha supuesto un terremoto en la vida cotidiana que ha cambiado todo a su paso. Ha afectado a las relaciones sociales, a la manera de trabajar, de moverse y de comprar. Y a propósito de este último efecto, merece la pena detenerse a analizar las nuevas tendencias de consumo en Balears, pues la covid ha impulsado un 15% las compras online en las islas.

Antes de la pandemia, solo un 43% de los ciudadanos compraban habitualmente por internet. Después de casi dos años conviviendo con el coronavirus, este porcentaje ha aumentado hasta el 58%. En cambio, los usuarios que todavía no compran online no hacen más que disminuir; del 45% al 35% tras el paso del virus.

Es la conclusión que se desprende de la última entrega de Quaderns Gadeso, que se ha elaborado como un monográfico dedicado a la digitalización pospandemia. Según el análisis realizado a partir de una muestra de 600 entrevistas, la ropa y los accesorios acaparan el 67% de los productos que se adquieren por internet; un tipo de comercio que tuvo que cerrar durante el confinamiento y que ha sufrido muchas restricciones.

El 44% de las compras corresponden al sector de la restauración, el otro gran damnificado por la emergencia sanitaria. Entre los productos que más se compran también están los de electrónica y los viajes.

Los datos constatan que no tener presencia en internet podría suponer una significativa pérdida de competitividad; una realidad que las empresas de Balears tienen cada vez más presente. El 81% de los negocios con más de 10 trabajadores y el 85% de los dedicados al sector servicios disponen de su propia página web. Sin embargo, solo el 30% del total permite recibir pedidos online.

Además, solo un 12% tiene la opción de personalizar los productos que se adquieren, y apenas el 16% ofrece un seguimiento telemático del pedido realizado.

Pequeño comercio

Los mismos porcentajes se desploman si se analiza la digitalización del pequeño comercio de proximidad, el gran perjudicado por los hábitos de consumo como consecuencia de la pandemia. Antes de la covid, este tipo de empresa ya sufría la agresiva competencia con las grandes superficies. Ahora, lucha por subsistir en un mercado que, sumado a la emergencia sanitaria, no se lo pone nada fácil.

Tan solo el 21% de estas empresas tienen su propia página web, y de ellas, únicamente el 11% tiene la opción de hacer pedidos online. La mayoría están en la red para mostrar su catálogo de productos y servicios, como reclamo para que los clientes acudan a la tienda física.

Según el informe de Gadeso, es «evidente» que hay que ayudar a las pequeñas empresas a digitalizarse, y facilitar la creación de cooperativas de comercio electrónico para que, por ejemplo, compartan los gastos de distribución y logística.

En cualquier caso, los datos ponen de manifiesto que hay que trabajar para que el sector productivo de Balears no se quede atrás frente a los gigantes del negocio online, como por ejemplo Amazon. De otro modo, el riesgo lo sufren todos los ciudadanos, pues los cambios en los hábitos de consumo podrían llegar a provocar que las calles se llenen de tiendas cerradas y se vacíen de actividad comercial.

Compartir el artículo

stats